sábado, abril 25, 2009

La prueba de la fuente

Dedico esta entrada a Piccard y a Caipiriha, del Foro Maccounter. Y si queréis verme en el blog "Cotilleo Potinguil", pincharaquí.

Toda mujer ha realizado, a lo largo de su vida, un peregrinaje más o menos largo para encontrar la clave de su estilo, la ropa que le hace sentirse bien, el tono con el que siempre acierta. Para mí fue esclarecedor el que se pusieran de moda los vestidos mejicanos. Y entrar por vez primera en H&M. Descubrir las pashminas de Adolfo Domínguez. El color rojo en primavera y el azul marino todo el año. Y el olor a lavanda y talco de Jonsohn´s baby. Cada mujer tiene sus mitos y algunos se encuentran como jugando, al azar.

Y, sin embargo, encontrar la base de maquillaje perfecta resulta tan difícil como casarse con el príncipe azul del cuento.
En mis primeros veinte usaba el Ever Fresh Makeup de Maybelline que era barato y bueno: no llegaba a las ochocientas pesetas y luego supe que Paula Begoun, la temida crítica beauty, lo recomendaba. El problema es que solía comprar el tono 22 Cameo, que era clarísimo y tiraba a rosado. Mi madre siempre me decía, "estás muy blanca". Y entonces yo untaba mis mofletes con un rubor rojizo en crema de Clinique. Estos fueron mis dos básicos hasta que cumplí veinticinco.
Entonces hice un gran descubrimiento: el muy querido y nunca suficientemente llorado Ideal Balance de L´Oreal. Yo usaba el tono 22 Miel doré que, aunque en la mano parecía oscuro, se fundía perfectamente en mi piel. Mi amigo Nico solía decirme en esa época, "¡tienes cutis de porcelana!" Pero llegó el cruel adios, y cuando lo descatalogaron estuve muchos meses huérfana de señales, haciendo experimentos nefastos. Confundiendo el veneno con el vino, diría Miguel d´Ors.
Tras una época oscura vino la etapa Colorstay de Revlon, que ha gobernado mi vida durante mucho tiempo. Aún hoy la recomiendo a quien tenga bastante que esconder, como yo entonces: lo cubre todo, tiene buenos ingredientes y una textura muy buena. Pero acabé cansándome y pareciéndome a Sara Montiel con capa de tres centímetros y rímel corrosivo. LLegó a mi vida la nueva Double Wear Light de Estee Lauder, que es una maravilla. El único fallo es que llegó en verano, cuando utilizaba el tono dos: en octubre supe que un tono menos no me sentaba nada bien. Esto sucede a menudo, no sólo es cuestión de marcas sino de números, y según los tonos incluso la textura de la base parece que cambia.


Dicen que fondos de maquillaje hay que invertir, pero todas hemos sufrido sorpresas con elixires mágicos que luego "salen rana": a mí me ocurrió con la base oil free líquida de la famosísima Bobbi Brown. Mucho mejor es la versión compacta, auque me siga pareciendo desorbitado su precio en España.
Diez euros más baratas son las bases de Mac, y tampoco muero por ellas. Studio fix fluid de Mac tiene dos ventajas: es de larga duración y es, sobre todo, poseedora de los tonos más bonitos y variados del mercado. Dejé de usarla porque migraba con el agua.
Precisamente este asunto del agua provocó una divertida polémica en el foro Mac. Varias foreras me preguntaron que de qué manera desaforada bebía yo, cuando les dije que la Studio fix fluid dejaba "caminillos de agua en mi barbilla". Tuve que explicarle que suelo beber de una fuente, como cuando era pequeña, y creo que fui la causa de varias carcajadas ese día.
Una de mis interlocutoras me dijo que eso de "la prueba de la fuente" había que patentarlo. Y me imaginé entrando en Sephora y descolocando al megapijo personal con un "perdone, pero esta base ultra cara ¿pasaría la prueba de la fuente?"

La Double Wear Light, tono 2, lo consigue, y la Colorstay de Revlon, también. Y a un precio más económico, en textura más ligera, la Miracle Touch de Max Factor también supera la prueba de la fuente, aunque la duración no sea muy alta y la que tenga brillos en la nariz deba abtenerse.

10 comentarios:

ilintxa dijo...

¡Hola!

Me encantan tus entradas y tu blog en general. Es todo un placer leerte, porque escribes muy bien. Consigues que algo tan prosaico como una base de maquillaje se convierta en ... no sé, no me viene la palabra, jeje, no manejo el vocabulario con tanta precisión como tú.

Besos

Anónimo dijo...

Hola Rocio,

Se te ha olvidado mencionar la base
stay mat o algo asi que te compraste en Kiko Cosmetics.

Donde puedo encontrar Revlon Colorstay? He oido hablar muy bien de ella.

Gracias!!

Maria

Adaldrida dijo...

Ilintxa, ¡bienvenida! Y gracias...
Es verdad, María, y es bastante buena esa base, que lo sepáis, por sólo doce euros...

Revlon se compra en El Corte Inglés o en perfumerías de esas "de barrio", "de toda la vida"... En Sevilla por ejemplo hay una cerca de la Plaza Ponce de León que lo tiene, y en Logroño la Perfumería Idoia de la Calle San Antón y otra que hay en Pérez Galdós la venden también... En Idoia además me dijeron que los precios habían bajado un 30% y me compré una barra de labios por once euros. Claro que luego pregunté en el CI y los precios seguían igualitos, no faltaba más... Me corroe la malicia de pensar que se embolsan ese 30%... porque no es normal que el vendedor le diga a Idoia que han hecho una rebaja en los precios, y aquí en Sevilla no haya llegado el recorte.

Cantaloupe dijo...

Ohhh, me he comprado el stick de BB en tono "beige" (en MAC soy NW20) y me lo acabo de probar. El color es una pizquita más subido que el mío pero estoy satisfecha: no es amarillo, ni rosa, ni reybaltasariano. Es neutro, natural y muy favorecedor. Al principio, parece un poco pesado y cubriente pero si lo fijas con Fix + en vez de polvos y esperas a que se asiente, te deja un cutis perfecto.
¿El precio? 35 € (9 gramos).

Hiss dijo...

Que arte tienes, y cuanta razon!!! Es verda que cuando leí lo de la prueba de la fuente no pude aguantar la carcajada... por no hablar de las dependientas del Sephora diciendo... En éste "mundillo"...... jajajaja
Wapa que salá eres.

Adaldrida dijo...

Cantaloupe, siempre me han atraido las bases en barra porque son fáciles de aplicar y de cobertura "gruesita" y natural a la vez... el problema es que suelen ser muy grasas, por eso me ha gustado la de Studio Secrets que es sequita.
Me ha emocionado lo que me has dicho en el Canguro, sobre todo porque a mí también me gustaría conocerte cuando vaya a Madrid. Vamos a hacer una cosa: voy a poner durante un día la moderación de comentarios: entras, me pones tu email y yo NO lo publico. ¿Hace?

Cantaloupe dijo...

¡Hace!
Te lo pongo en el siguiente.

Rosa dijo...

Hola!! te invito a que pases por mi blog y a participar en un concurso que estoy haciendo en mi blog. Se sortean broches de fieltro y de tela hechos a mano.

Pasate por http://icucoshop.blogspot.com y consigue el tuyo!!

Muakiss
Rosa

porunconciertojusto dijo...

Cómo me he reído con la "prueba de la fuente". Voy recuperándome de la falta de tiempo.

Qué bueno leerte!!!

Blanca dijo...

como me puedo reir cada vez que me acuerdo de "la prueba de la fuente" jajajajajajaja. Que genial!