miércoles, abril 08, 2009

Lo que me temía...

Mantengo esta entrada por respeto a Benita, que me concede el premio, pero he borrado el enlace a la red Hispania después de echarle un vistazo. Sí, soy española y españolista, pero como digo más adelante, moderada, y en los últimos tiempos, muy moderada. Frases como "siempre nos quedará la Falange" no van conmigo.
Dentro de poco este blog cumplirá tres años, y eso me hace revivir momentos especiales, diálogos profundos y heridas de guerra... Y, de repente, en esta tesitura viene Benita y me concede este premio, que se llama Premio "Amor a España", ¡toma ya! Lo que me faltaba para que en Tarragona se me tache de españolista y ultraconservadora, ¿os acordáis de cuando llenaron de pasquines la ciudad mientras yo me quedaba en casa por culpa de la neumonía...?
Benita dice que me ha concedido el premio Amor a España porque "el cuidado del lenguaje empleando cada palabra con propiedad es una manera eficaz de evitar violaciones de derechos y arbitraridades", lo me recuerda a otro momento estelar: un comentarista anónimo dijo en su día "este blog es patético", ejerciendo su libertad de expresión. La Señora de Beades respondió rotundamente, usando de la misma libertad con más virulencia si cabe. Y el propio Beades zanjó el asunto diciendo que mi blog era patriótico, debido al buen uso del castellano que se hacía en él.
Está claro que amo mi idioma y creo que amo también a mi país, pero con ciertos límites. Me explico: si mi abuelo me enseñó a ser patriota, mi padre me ha enseñado a encontrarme en casa en París, en Roma, en San Juan de Puerto Rico. Él se preocupó de imprimir en mi mente la idea de que un españolismo exagerado es igual de peligroso que cualquier otro nacionalismo. No sé si esto es ser moderada o tener el famoso talante del que otrora hablaba quien tanto nos desgobierna, pero es que no puedo evitar pensar lo que pienso.
Para aceptar el premio hay que seguir unas reglas que no he querido secundar, pero aún así no me privo de nominar a tres blogs. Creo que es ab-so-lu-ta-men-te necesario conceder el premio a EGM, por su defensa de España, la democracia, la libertad y el buen humor en cada uno de sus artículos. Y a ARP, por su defensa también bienhumorada del castellano. El tercer premio voy a concedérselo a Pacotto, porque me encanta el tipo de periodismo valiente y socarrón que hace. Los tres coinciden en que se ponen muy poco solemnes y nada violentos al dejar claras sus ideas, y esa elegancia firme es todo un ejemplo para mí.

7 comentarios:

Ángel Ruiz dijo...

Pues gracias, aunque no acabo de ver que yo 'defienda el castellano': por suerte es una lengua muy viva y que no necesita de mis cuidados.
Así que el 'premio' voy a tomármelo por el lado mejor: "escribo tan bien que mejoro el castellano" (no acabo de creérmelo, pero da gusto leerlo).

Alejandro Martín Navarro dijo...

Enhorabuena, Rocío. Te mereces también el premio "Amor a la apariencia" (o "Eidofilia", que suena más chulo), por tus entradas sobre maquillaje, que yo no comprendo, pero cuya fama empieza a atravesar fronteras...

adaldrida dijo...

por algo soy barroca, Ale.
ARP, yo creo que el castellano sí necesita defensores, pero por la vía esa que tú dices, y que por supuesto practicas.

Paco Sancho dijo...

Rocío, millón de gracias. Me sonrojo virtualmente por tus halagos; ya me dirás con qué crema correctora lo disimulo...

Y tengo poco que añadir, aunque como a ti eso de "amor a España" me da como miedito, y más viendo la foto-condecoración del premio. Si fuera amor al idioma español me sentiría más cómodo, qué quieres que te diga, pero no por nada sino por no mezclar churras con merinas ni por sentirme en una lista que vete a saber cómo o dónde termina.

Comparto al cien por cien lo que dice tu padre, y lo he experimentado: a veces me he sentido más en casa a doce mil kilómetros que a quinientos metros.

Gracias otra vez. Y que conste que te sigo, aunque me pierdo entre tantos carmines...

Un saludo y felices Pascuas.

goloviarte dijo...

aquiestatublog cumple año y medio,por eso te doy las gracias por participar con tu blog en mi modesta aventura,
ademas ahora se pueden comprar mis cuadros en http://goloviarte.blogspot.com
espero que no te moleste esta información,gracias

Adaldrida dijo...

Pacotto, a mí también me da miedito la foto, y la he quitado.

Benita Pérez-Pardo dijo...

Uy!. Rocío , acabo de volver de viaje y he estado 5 días sin conexión alguna. Bueno, conexión si había pero no tenía ordenador y el que tenía no se enganchaba en el wifi del vecino como antaño!!

No me había dado cuenta lo de la falange. Eso no me mola.

Comparto el sentimiento españolista prudente y racional distinto al de los nacionalismos. Crfeo que la identidad hay que concoerla y conservarla para permitir la integración y no al revés. Creo que perder la identidad es muy peligroso. Hasta la nacional (de una nación).

Me importa España pero es cierto que en la escala de prioridades me importantan antes muchas otros cosas.

Es cierto que creo firmemente que la claridad y la propiedad del lenguaje son imprescindibles para progresar, avanzar y desarrollar en los derechos fundamentales. Ya ves lo que nos está pasando con la palabra "discriminación".

Recuerdo que, hace y años, escuché en el telediario del mediodía, en una de las principales cadenas de tv que, tras el gol, el portero se quedó inédito!!!. Por no entrar en todo él capítulo de eufemismos!!