domingo, abril 05, 2009

Hombres y mitos

He leído tantas veces Orgullo y prejuicio, y he visto en tantas otras ocasiones la genial serie de la BBC, que ya no sé si el que me atrae con tanta ferocidad es Mr. Darcy, o Colin Firth en la piel de Mr. Darcy. Es en las tardes de lluvia y Navidad cuando me apetece volver a los libros de Jane Austen, eterno retorno, pero también en los primeros días de sol rotundo y azahar, en marzo. Acabo de leer en la esfera de los blogs que, en inglaterra, un doctor ha prohibido a una abuela de ciento cuatro años la visión de la famosa serie, que solía ser su favorita, porque Colin Firth le subía la tensión arterial hasta límites insospechados. Ay Colin, que provocas cataclismos.
Y eso que eres un actor camaleónico (donde el adjetivo no es un elogio sino más bien lo contrario.) Puedes aparecer deslumbrante en Love actually, "bonita Aurelia", o atractivamente atildado en La importancia de llamarse Ernesto... O arrasador y magnético en nuestra serie preferida, claro. Pero también te he visto enrojecido en Mamma mía (Por Dios, si hasta Pierce Brosnan, ¡Pierce Brosnan! parecía mucho más atractivo que tú, con esa voz de doblaje que le ponen que me hace preguntar dónde habrá un hombre así...) Y en Una familia con clase lo único que te salva es ese tango espléndido que te marcas al final, y entonces brotó en mí esa oración tan rara: "Dame Dios mío un momento estelar como ese, un tango y un caballero vestido con levita para bailar con él". Toma ya.
Un actor nada camaleónico, es decir que me arrebata en cada una de sus películas, es Robert Redford. Con esa elegancia desgarbada de hombre alto, delgado e inglés (a pesar de haber nacido en América), esa luminosidad de hombre rubio, esa ironía de buen actor, ese aire avasallador de caballero y esas manos poderosas... no subo aquí una foto porque me temo que no podría elegir sólo una. Como las patatas Lays.
Mi último descubrimiento ha sido Rufus Sewell.

Me encanta su aire despeinado, canalla, sus mejillas rojas que tienen el tono justo de las manzanas silvestres, sus ojos asombrados, su inocencia culpable.
Esa bruma de despiste y de repente ¡zas! aparece con traje de chaqueta y corbata.

Como Dios manda.
Por cierto, había olvidado a Jonh Wayne.

7 comentarios:

rosa dijo...

totalmente de acuerdo con todo,orgullo y prejuicio me fascinó y ese nuevo actor que has descubierto tb me tiene un poco atrapada a mi y de robert ni hablo.

koizumi dijo...

Yo no puedo olvidarme de Paul Newman, con esos increibles ojos azules y esa elegancia que le daban los años. Y que apunten estos galanes de medio pelo ... estuvo con su mujer toda la vida. Ainss, que hombre!

Anónimo dijo...

"no subo aquí una foto porque me temo que no podría elegir sólo una. Como las patatas Lays."

JA,JA,JA... Oh!. Robert Redford!. Coincido en que tampoco podría elegir sólo una!!.

"El Golpe". Qué peliculón con Robert Redford y Paul Newman.




Benita

Kuky dijo...

wow! Colin Firth...

Néstor Aparicio dijo...

Ja, ja, ja... ¡Estáis como una jaula de grillos! Mira que enamoraros perdidamente de un actor...

molinos dijo...

ohhhh..rufussss me encanta...y eso que tiene ojos saltones..pero me gusta.

Pierce también me gusta aunque cante de angustia en Mamma Mía.


Acabo de ver que tienes enlazada mi crítica destructiva de Nacho cano. Gracias. :)

Kitty dijo...

Encantada me tienes con este post!
Orgullo y Prejuicio me parece que es la mejor novela de Jane Austen. También yo la he leido varias veces y si le pones música clásica de fondo... te derrites.
En cuanto a Colin Firth... a mi me cansa pero reconozco que el tío cambia de papel sin despeinarse.
Y Robert Redford... qué decir? Me encanta como director pero en sus últimos papeles me aburre. Me quedo con El gran Gatsby, El Golpe, Tal como eramos, Descalzos por el parque,... Me gusta más en esa época.
Alguien nombra a Paul Newman... como olvidar su papel en La gata sobre el tejado de zinc... me encantaba este hombre!
Pero el que me tiene conquistada de verdad es... Ralph Fiennes... me parece muchísimo mejor que Colin Firth y si me hacen elegir uno sólo de sus papeles me quedo con su interpretación de Onegin... espectacular!!!!