domingo, junio 25, 2006

¡¡¡Agua...!!!


Arp enlaza mi entrada sobre la infancia, "jugar a las casitas". Además de agradecerlo, (¡gracias, Arp!), como no se me ocurre nada poético ni grandioso y estoy aburrida de no escribir en este blogg, completaré la entrada con una anécdota verídica.
Ocurrió en mi infancia, donde se forjan los rasgos más sobresalientes de la personalidad. Ejemplo, mi desmedida pasión por el agua. Nací con ella, y el día en que pude alcanzar yo sola el grifo sentí la deliciosa chispa de la independencia. Hasta entonces tenía que mendigarla, y mis parientes, asustados, me la daban en vasos raquíticos. Pronto supe que el biberón traía más cuenta (era más largo), y pronto salió de mi genio el primer poema, con anáforas e hipérbole incluídas:

Quiero agua
pero mucha
pero toda
pero hasta el cielo
pero en el on.

A todo esto, no era ésta la anécdota que iba a referirles, sino la que sigue. Dado mi amor por el líquido elemento, a los cinco años invertía todo mi recreo en beber en la fuente del colegio, que era más alta que yo. Había que hacer cola, soportar a las que no la hacían, subir unos escaloncitos y sorber la felicidad con prisa, porque detrás se alzaba pronto el coro de protestas... Entonces bajabas del paraíso y te disponías a hacer la cola otra vez, y así se iba el recreo, en un beso largo y con cortes debidos a la censura.
A mi regreso a clase, la profesora se me quedaba mirando de hito en hito, y es que entre pasión y pasión me había mojado el baby hasta las cejas. Y tras mirarme y remirarme venía aquella frase, que me causaba tanto pavor:
-Rocío, tengo en mi casa un tendedero, y como sigas empapándote así voy a tener que colgarte de un par de pinzas.

4 comentarios:

José López de Artieta dijo...

Mete esta entrada en la carpeta "poemas en prosa". Grandioso beso ése que ni la censura ni el tiempo han marchitado.

Carlos RM dijo...

Con el baby empapado estabas hecha un poema. Precioso.

llir dijo...

Sois geniales... Gracias!!!

Arp dijo...

Bien, habrá que poner un enlace cada día, si va a servir para que escribas textos como este.