lunes, junio 26, 2006

Dies natalis

Hoy es un gran día, al menos para mí. Aún no sé crear enlaces, pero si supiera, enlazaría el mismo punto de Camino al que nos guía Enrique hoy, (con unos simples puntos suspensivos, hay que ser grande...)
Sí, ese que dice que es cosa nuestra coonvertir en endecasílabo la prosa de cada día. Muy acertado para este nuevo género que está naciendo, a caballo entre el apunte diarístico y la prosa poética, el genial B. dixit.
Si supiera hacerlo, lo haría, y pondría mi foto en el perfil, y una lista de blogs recomendados, ay... Esto me recuerda a una escena de Por quién doblan la campanas, cuando Ingrid Bergam le dice al chico que le quiere tanto, tanto, que de buena gana le daría un beso.
- Te daría un beso si supiera, pero nunca he sabido... ¿Dónde se esconde la nariz?
A mí, de pequeña, la duda me parecía muy razonable.

5 comentarios:

Fernando do Vale dijo...

Vuelve la fiebre, Ro, sobre todo por las entradas de los últimos días...

Ro dijo...

Bienvenida la fiebre bloggera, bienvenido a casa, Fernando...

Mora-Fandos dijo...

Muy sugerente, las sugerencias sobre el punto de Camino. Creo que endecasílabo puede ser interpretado simbólicamente, y dar cabida a otros géneros, tan variados como personas, con su escritura tan personal: cada persona, una escritura alta con o sin palabras, un modo de transfigurar particular... Presiento que San Josemaría lee estos blogs, y estará de acuerdo.

llir dijo...

Está claro que San Josemaría hablaba de endecasílabos en sentido figurado, pero ahí está la gracia, en volver a leer el punto a la luz de tu vocación de poeta... para mí el endecasílabo es el verso más bello y grandioso, el que mejor suena...

E. G-Máiquez dijo...

"La gracia del sentido literal",

Algo que no deberíamos olvidar cuando leemos cualquier texto, por mucho que sepamos que hay otros sentidos (pero están en éste).