viernes, abril 11, 2008

Aquí

Abro la portezuela y una ráfaga de lluvia medieval me da la bienvenida. El taxi nos dejó al lado de la casa, pero también al lado de la lluvia. "La lluvia hay que bebérsela", pienso mientras dejo caer mi maleta en medio de un gran charco. A cámara lenta cae, y caen también las monedas que me devuelve el taxista. Buscar monedas en un charco, mientras bebo el agua vertical, me hace pensar en un par de botas altas de plástico, y en esa vida subacuática de barro y phoskitos que vivíamos en la guardería ya derribada. Ahora hay un muro. Pero una vez mi amigo Antoñito, como un héroe, hizo dos agujeros en sus botas porque "esto necesita un desagüe". Teníamos cinco años.
La lluvia es divertida si la tomas como un refresco, botella chispeante, y si sabes que en el piso de Pampaluna está esperando el youtube, el gesto de hombros ése tan sensual que pone Neil Diamond y el danísimo de fresa y plátano que me ofrece Sons.

8 comentarios:

Jesús Beades dijo...

¡Proemón!

Néstor Aparicio dijo...

Rocío, a veces -cada vez más, últimamente- me dejas sin palabras.

Anónimo dijo...

Ah, Rocío. Lo que no dices es que, entre los multiseculares charcos de Pampaluna, refulgen miles de sonrisas: las que anuncian que has vuelto a visitarnos...

kuki dijo...

d vuelta en pampaluna! q envidia! saluda por mí a la calle iturrama, al campus, a la plaza del castillo y a la ciudadela.
A su lluvia...la verdad es q no la hecho mucho de menos, porque nunca me gustó, ya que siempre conseguía calarme hasta los huesos.

Nodisparenalpianista dijo...

Aclaración: la lluvia hay que bebérsela, peor no la de los charcos. Bueno, eso las palomas. En todo caso, los charcos para chapotear entre carcajadas y para ver cómo los tontorrones se meten de bruces o resbalan y se caen de culo.
Me apunto a la petición de Kuki, para que saludes todos esos sitios. Y de camino, cualquier otro sitio por donde queden las invisibles huellas de NDAP.

batiscafo dijo...

¿Y ese recital jerezano?

maria jesus dijo...

Vocación de fontanero desde chiquitito tenia Antoñito ¿que dijo su madre cuando vió las botas?.Me encantan tus entradas. Enhorabuena

macarena dijo...

Ro, mi madre ha leido numenor y le ha encantado le de tu hermana Inés, como a todos, dice que le se le han saltado las lágrimas.

Te lo quería decir porque me he sentido muy orgullosa de ti, y porque aquella historia a mi también me encantó.

Un besito reina.