miércoles, mayo 02, 2007

Alto nivel teorético

Es sabido que en Misa se resuelven las grandes cuestiones que nos atormentan: de dónde venimos, adónde vamos esta noche, qué vestido llevaré a la próxima boda y, sobre todo, ¿no tendría que comprarme un tubo de maquillaje más oscuro para el verano? A veces, incluso, la mente reposa y se detiene en la Misa misma, entonces todo encaja y no hay que buscar otro milagro.
Cayó la Inquisición, cayó el sacro poder del terror teocrático, cayeron mis prejuicios de niña burguesa y yo sigo aquí, esperandote. ¿Por qué? Y viene Carmen Martín Gaite en mi ayuda y susurra cerca de mí: el misterio intriga, el misterio enamora. Siglos y siglos intentando entenderlo todo, y ahora resulta que lo mejor de la Religión se esconde precisamente en lo que no entendemos, ay, la cara oculta. La penumbra del Sagrario desprende más luz que un día sin nubes, me dije, y entonces el cura dijo, con mucha parsimonia, podéis ir en paz.

9 comentarios:

Jesús Beades dijo...

¡Bravísimo! Ángeles sacramentales vuelan sobre este post.

Carlos RM dijo...

Estoy de acuerdo, el misterio es fundamental. Pero no el misterio cutre de las brujas ni del tarot, sino el misterio de lo sencillo. Me consuela saber que no soy el único que se despista...

lord scutum dijo...

El misterio...Cuánta razón tienes venerada Gis, no podría creer en un Dios que fuera inteligible a mi lógica , menos mal que no me cabe en la cabeza, desconfío absolutamente de la mente humana, a pesar de nuestro cerebro, somos finitos, gracias a Dios...Por cierto, últimamente me emociona todo lo divino y lo humano, creo que vivo en un éxtasis sospechoso, tengo que verte....

Bukowski dijo...

¡Ge-nial!

Anónimo dijo...

me ha dejado abrumado este post de Rocio.
La sabía sabia. Pero no sabía que fuera tan sabia.
Es eso!
es eso!

el misterio. Es mejor desear que alcanzar
es mejor viajar que llegar
es mejor el velo que lo que esconde
es mejor la búsqueda que el hallazgo

pero al final, quiero llegar a la casa de mi Padre, donde todo lo oculto se sabrá.
Pero eso al final...que como en tu propia casa no se está en ninguna.

Qué lucífero ámbarino corazón te habita, dulce rocio de las aranas.
Y de las arenas.

rocío dijo...

Gracias a todos: Beades, Toi, Carlos y Lord Scutum. Gracias por hacer de este blog... una conversación interminable

Ricardo Montoliu dijo...

Algo me intriga........ porqué en tu blog aparece el número 565????
Me interesa saberlo!

Carlos RM dijo...

Aunque no tiene que ver con esta entrada, sí con el blog. Veo que "este mes [te] toca" La pequeña crónica de Ana Magdalena Bach. Llevo tiempo queriendo leer este libro, ya me dirás qué tal, las referencias que tengo son buenas.

undermode también conocida como flor hernández j. dijo...

que acertado lo que dices, de la gran incertidumbre divina recaida en la certidumbre humana, lo complejo se vuelve sencillo a través de aquellos que nos reconocemos perecederos, jajaja quien no aplica las grandes verdades casi metafisicas en la vida ordinaria que poseemos?? jejeje el reto de ser humanos es encontrar la aplicabilidad justo como tu lo mencionas o será que te comprendo por q soy igual de dispersa?? jajaja saludos estimada!!