viernes, marzo 02, 2007

dosdemarzodeldosmiluno

Hace exactamente seis años que soy una fanática seguidora de don Miguel dÓrs. Yo había oído su nombre en conversaciones telefónicas, como un vago recuerdo de familia, ya que es amigo íntimo de mi tía Maite Arana y lo es desde allá por el año sesentaycuatro, pues ambos formaban parte de esa mítica primera generación de filólogos en la universidad de navarra. Haciendo gala de mi proverbial despiste nunca había abierto un libro suyo, porque a mí la palabra poeta me venía grande, y en primero de carrera estuve a punto de suspender un examen al ser incapaz de encontrar los acentos en una serie de endecasílabos... Verídico. Alguien susurraba detrás de mí, "canta", pero yo ni cantando lo lograba, y decía, los endecasílabos para Garcilaso. Y me pusieron un cinco por purita compasión: así se cuenta la historia.
Ah, pero el mágico 2000 lo cambió todo. Era el año del jubileo y yo estaba más que harta de no tener plan nunca y vagar por los rincones en plan niña triste. Y Dios me puso al lado a una panda de locos poetas, y el nombre de Miguel dÓrs se puso de moda en mis oídos... En marzo del dos mil uno fui a Pampaluna por vez primera, y mi padre, que ya estaba instalado, me dijo: mañana hay un recital poético en el central. Así sin anestesia se enfrentaron mis pobres oídos a la maravilla, en voz baja que no impone nada, que se abre paso por sí sola. Al flechazo que había sentido por Pamplona se unió un segundo flechazo, fuerte, deslumbrante: en esa hora se decidió mi vocación poética.
Al salir del aula, totalmente hechizada, mis ojos se encontraron con los ojos oscuros de un hombre oscuro que pasaba por allí. Y esa mirada enigmática y acogedora fue para mí como una confirmación, el tercer dardo: una especie de nostalgia festiva se había enseñoreado de todo mi ser.

6 comentarios:

Pablo Buentes dijo...

Mi regreso por estos lares, salve, oh bella Rocío!!! Doblemente genial entrada, primero por el estilo en que está escrito y segundo porque comparto tu pasión por la poesía y d'Ors, el maestro de los maestros!!! Yo puedo decirte que al igual que tú agradeces a nuestro héroe por acercarte a la poesía, yo te lo agradezco a ti y a los demás numenoreanos porque con vuestros libros entré en este mundo de versos, endecasílabos rítmicos y fiestas poéticas al que aún estoy acostumbrándome. MUCHAS GRACIAS!!!

Señora de Beades dijo...

¡¡¡OLÉ!!! viva la madre que te trajo ar´mundo (por no decir otra cosa, en plan más andalú, nada feo). A tus pies una y mil veces.

Rocío Arana dijo...

Pablito! Qué alegría sabé que no tas caío po ningún bujero... Y a la señora er Beade lagradesco su olé, que se ma clavao ner arma. Mu dentro.

Carlos RM dijo...

Yo, que no soy poeta, ni numeroneano, ni navarro, admiro también la poesía de Miguel d'Ors y comprendo tu caída del caballo, no camino de Damasco sino en plena Pampaluna.

Luis G. dijo...

¿Dónde puedo conseguir 2001?

AnaCó dijo...

tras leer esta entrada me ha empujado a hacer mis propias cronologías de descubrimiento. Gracias! Y eso de que tú tuvieras problemas para reconocer los acentos en un endecasílabo me llena de esperanza,así que doblemente gracias!