lunes, diciembre 08, 2014

La mejor iluminación de Navidad, la luna

Anoche llegué a mi casa muy de noche, con la pesadumbre de no haber fotografiado las luces navideñas de la Avenida de la Constitución de Sevilla como me pidieron mis amigos de UNIR. Sólo había logrado retratar la noche anterior los guantes de luz que abrigan a los árboles de La Encarnación (aquí.)
Mi padre, para consolarme, me dijo con zumba: "siempre puedes fotografíar la luna".


Y es una verdad muy grande: la luna es la auténtica luz de Navidad, porque refleja el resplandor del Sol. Y se me ocurrió una foto chula y un haiku:
"Luna con faros
siempre largos venciendo
a las farolas".
El diccionario del Samsung me ha sugerido, después del término "faros", el compuesto "antinieblas", y me lo he pensado un momento al considerar la imagen poética. A punto estoy de corregirlo, ¿sería un caso de escritura digital y automática? Samsung and me: ¿poesía ciborg?

Dedico este post a mis padres, a EGM y a los pocos lectores con paciencia que de vez en cuando se asomen a esta chimenea casi apagada. Muy pronto, post sobre mi paso por la feria del libro antiguo.

2 comentarios:

LVEEYP dijo...

La que se deja vislumbrar muy de vez en cuando por mi calle y el balcón de mi casa es muy tímida, y presta va a esconderse tras los grandes gigantes de hormigón y luces navideñas multicolores; luego más tarde y sin avisar remonta nuevamente en su paseo nocturno como una sublime luciérnaga excitada, y reaparece para mi sorpresa ante mis ojos, expectantes de estrellas y luceros de diciembre.
Es todo un espectáculo poder ver su cara acallando las tenues farolas, que como yo interrumpimos nuestros quehaceres de la noche un pequeño "o grandioso instante" para poder seguirla por las frías callejas y avenidas en su huida tras las espaldas de los enormes bloques y las esquinas.
Anoche la vi otra vez, y esta también la estaré esperando a que pase por mi calle.
Rocío, este blog se parece a una luna que todos/as esperamos a que siempre se deje ver en su esplendorosa noche poética.

Athena dijo...

Una verdad absoluta, la Luna es lo que mejor ilumina la Navidad.

A veces hay que ir tras ella, otras se parece como Dama enamorada, dispuesta a que le vean lucir en todo su esplendor.

Un abrazo y felices fiestas.