jueves, febrero 11, 2010

Mirar el fuego


Foto hecha por mí en la Avenida de la palmera, Sevilla


Ya tengo en mis manos mi tercer poemario, Mirar el fuego, publicado en Pre-Textos y largamente esperado... ¡Laus Deo!
Ayer me llamaron para decirme que ya estaba, recién sacado a la luz, y que me lo mandaban. Lo celebramos, mi madre y yo, en un recóndito bar gallego de barrio que nos encanta. Pedimos pulpo a feira, empanada y vino de Rybeiro, que nos lo sirvieron en una jarra de barro cocido y dos cuencos de loza blanca. LLené mi cuenco, pese a que bebo muy poco alcohol normalmente, y el vino de color dorado me obnubiló.
Hoy lo tengo físicamente aquí, y he comido en mi casa con Chinto Chabola, mano a mano, un arroz con guacamole de mi invención que sabía a cielo infinito. Y luego, pudding de frutas del Cortinglés, que es el paraíso glucémico. Acto seguido he maquillado a una serie de señoras de una asociación cultural y he llegado a los cines a tiempo para ver, con mi madre, Up in the air. Madre mía qué pedazo de George Clooney. Qué ciega he estado. Cuando sonríe creo que hasta los ángeles dejan de respirar.
Termino el día recitando la oración de mi abuela para expresar conformidad con la Voluntad Divina: Señor, como hoy siempre. Mejor cuando quieras. Peor, ¡ni se te ocurra!

22 comentarios:

Ecologista dijo...

Pero que satisfacción que sentirás Rocío;es fantástico lo de tener ya tres poemarios editados y publicados.
Me gustaría leerlos todos ya,seguro que son tremendos de buenos,ENHORABUENA.

José María JURADO dijo...

Felicidades, Rocío, será un libro maravilloso.

Jesús Beades dijo...

Miraremos el fuego, tranquila, serenamente, desde tus páginas.

Anónimo dijo...

Enhorabuena¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ ya sabes, ahora a reclamar a la SGAE todo lo que te corresponda...

de los actores de ahora, uno de los pocos que me gustan, george clooney, uhmmmmmm

Chukita

Anónimo dijo...

¡¡¡¡¡¡Muchísimas felicidades y enhorabuenas!!!!!!
Te esperamos para celebrarlo en tu casa de Heliópolis, ¿eh? (Con un poquito de arroz con guacamole y si puedes, traéte un pedazo de Clooney, que también está para comérselo)

Javier de Navascués dijo...

Felicidades, Rocío: habrá que leerte cuanto antes.

Ana Agüero dijo...

He llegado un poco tristuca hoy delante del ordenador. Y he pensado: por favor, que Adaldrida tenga una entrada de esas suyas contando lo bonito de la vida, con comida y con cariños, con maquillaje y con poesía, y elogiando algo del sexo opuesto...

Graaaacias.

Buscaré el poemario. Si fuera tan bueno como los dos anteriores sería espléndido, pero algo me dice que será aún mejor...

AnaCó dijo...

Tres cosas:

1. ¡Enhorabuena por el poemario! lo buscaré corriendo aunque no tenga descuento.

2. ¡Qué bueno está el pudding de El Corte Inglés! y mejor con esa compañía, ¡que maja es tu madre! y

3. La oración de tu abuela es máxima.

Bueno, y para contradecirme voy a añadir una cuarta:

Tendríamos que organizar presentación del libro en Pampaluna.

¡Abrazo, poeta!

E. G-Máiquez dijo...

Oh. Y yo aquí aterido. Qué ganas de mirar el fuego bien cerquita.

Ángel Ruiz dijo...

¡Enhorabuena!

AFD dijo...

Miraremos el fuego... ¡Felicidades!

Carmen dijo...

Enhorabuena, se inaugura su caza y captura...

Anónimo dijo...

Enhorabuena,por un poemario qu edesconozco,por una actitud ante la vida que compartes....por tu interes por la docencia,lo que se pierden tus alumnas no leyendo a Chesterton,maravillosa antologia del Padre Brown en Acantilado.Un saludo literario,didactico y cosmetico desde Madrid

Carlos RM dijo...

Enhorabuena, felicidades, congratulations (que diría Clooney).

Enrique Baltanás dijo...

¿Qué añadir a lo ya dicho
que no resulte redicho?

cb dijo...

Felicidades, Rocío. Todo lo tuyo sabe a cielo infinito. Buscaré ese libro.
P.S. El arroz con guacamole que suena tan apetecible, podrías dar una pista o es secreto del chef?

símbolodeque dijo...

qué bien le sienta ese azul eléctrico a tus poemas!

Viva la Nespresso y las galletas rellenas.

batiscafo dijo...

Felicidades, maja. La semana que viene lo celebramos.

marinero dijo...

Hacía muy largos tiempos que no me acercaba por estos pagos "blogueros", ocupadísimo como he estado en no hacer prácticamente nada, o al menos en no hacer nada práctico (y no es broma; yo me entiendo). Asomo ahora sólo un pedacito para decir que ¡felicidades! por ese nuevo libro, de título tan sugerente y editorial tan admirable -no sé si atreverme a considerarla la mejor de España en estas lides. Y los mejores deseos para el camino que él, el libro, tiene por delante: esto es algo así como un nacimiento, aunque la crítica, impiadosa, no tenga en cuenta a menudo lo jovencísima que es la criatura, y sea, cuando menos, brutal y carente de tacto en su trato con ella. Claro que uno tiene la impresión de que equivocarse es no sólo privilegio de la dicha crítica -lo que hasta podría resultar lógico-, sino secreta vocación irresistible... En fin, los buenos libros segregan misteriosamente anticuerpos frente a todo eso. Repito: felicidades.

Jesu dijo...

Aun con tardanza... ¡felicidades, Rocío! Estaremos en la presentación, si hay, y disfrutaremos de ese fuego, como han dicho ya.

prendes dijo...

¡Felicidades! Habrá que pedirlo -a cuenta de la biblioteca universitaria?- para que me acompañe en buenos ratos de añoranza del hemisferio norte, igual que ha hecho muchas veces "Pampaluna" (que, por cierto, presté hace tiempo y aún no me devuelven). ¡Un besón!

Adaldrida dijo...

¡Prendes! Yo sí que te echo de menos... muchísimo...
Jesu, muchas gracias.