miércoles, noviembre 04, 2009

Yo quería escribir un blogg y me salió esto

Ayer me enteré, de chiripa, de cómo funciona eso de poner un contador de visitas en el blog. O blogg. Oiga, no me los toque, ¿me dice la diferencia entre una G de más o de menos? Bueeeno, todo este lío lo comenzó Enrique, y ahí sigue. Catapúm.
Y en general yo sigo aquí gracias a él, que de repente un día me mandó, a mi dirección vieja de yahoo, un enlace de su nuevo blog. Y yo que andaba en crisis por la tesis, bordeando el veneno de la tele, fíjate que nunca fui aficionada, pues catapúm de cabeza. Han pasado tres años y medio, conocí a Carlos en un recital, viví en casa de Sonsoles un mes de septiembre, participé en La bulla durante un tiempo y luego abrí un blog de maquillaje con Benita, aunque esté tan callada qe asusta un poco. Como diría mi madre, cuánta vida en una vida.
Bueno, pues puse el contador el día dos, el de los fieles difuntos, que creo que no tengo ninguno porque todos los que se me fueron son santos, o sea del día uno, para eso se fueron pronto y no para estar esperando en la antesala (diz que montaña de siete peldaños), digo que lo puse pensando "bah, esto está más muerto que vivo", y al día siguiente, o sea tres, veo que hay 319 visitas. Oye tú, me digo, no sé si es algo o nada, pero será cuestión de no poner muchas tonterías en este sitio que lo ve tanta gente, o hay alguien con el dedo tonto dándole ru ru ruuuuú. Acto seguido, me entran unas ganas inmensas de meter una entrada gamberra, diciendo chocolinabo por ejemplo, hala, chocolinabo. Como el día que inventé lo de chupitanga: a day in the life.

*

Vale, lo de arriba no sirve, tendré que borrarlo. Me acuerdo de pronto, en esta espiral de nostalgia festiva (así quiero que sea siempre la nostalgia), de algunos blogs memorables. El de Peter, que entraba en el mío poco antes de nacer. Y el de Arp, cuando se llamaba Arp, que colgaba cosas del tipo "qué dice el folleto: la exposición habla de la eternidad vista desde el subconsciente de la lateralidad de los cuerpos celestes y el puro azar deconstruido. Qué digo yo, después de haber pagado la entrada: una santísima mierda". No son palabras textuales, sólo una recreación. Dios le bendiga.
Y también recuerdo blogs surrealistas, delirantes. Por ejemplo, en el mes de septiembre de 2007 viví en Pampaluna con Sons, ya lo he dicho, y ella, Gemmitú-Pegamoide y yo nos hicimos adictas a los vídeos del Youtube (Martes y Trece, empanadilla de Móstoles) y a un blog catastrófico, Me zampo la zambomba, que no tenía desperdicio. Ni sentido alguno. Eran días de tesis y estrés, (estrés feliz, ahora que lo recuerdo), y aquel brillante blog de Jota nos hizo reír hasta dejarnos atrancadas. Ahora sige aquí.
Cuánta vida en una vida... ¿virtual?

12 comentarios:

E. G-Máiquez dijo...

Jo, qué entrada tan gloriosa.

Ángel Ruiz dijo...

Sí que lo es.

BEAUTYVICTIM dijo...

¡¡Síii!! ¡¡¡Quiero que participes en el concurso esta vez!!!
Besitos, guapa y gracias por comentar.

Inma

Jesús Beades dijo...

Bendito sea el vientre que te llevó y los pechos que te amamantaron.

Katy Rios dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Adaldrida dijo...

Gracias, Katu, pero prefiero no publicar publicidad aquí. Soy un poco arcaica, lo de cambiar enlaces me va demasiado grande.

Mercedes dijo...

Ole ole! vivan los mass-media :-) (es broma, eh)

Carlos RM dijo...

Qué entrada tan buena. Buenísima. Gloriosa, sí. Y memorable, que es más o menos lo mismo. Y cuánto honor (como dice mi abuela cuando voy a verla) formar parte de ella. Más, please. Ah, y nos conocimos antes del recital. Delante de la Puerta del León del Alcázar. Ahrrrr.

Kitty dijo...

Eres una artísta!!!! Me encanta leerte!
Besos guapa!

Anónimo dijo...

Pero cómo te puedes sorprender de tener tantas visitas. COn lo que presumo de compartir un blog con una poetisa!!. Mi mayor bloggerlogro!!.

Tendré que escribir algo para no "fardar" sin mentir!!!

Benita

Anónimo dijo...

¡Pero cuánta vida en una entrada de blog! (¿O es blogg?). Felicidades.

Atiza dijo...

Oye, Adldrd: porqué no participas en el festival de belenes? Una entrada tuya sería un lujo.