martes, octubre 13, 2009

Buenos días, tristeza

Mil noches para olvidar una noche, mil ríos para borrar un río.

7 comentarios:

Antonio Rivero dijo...

Las malas noches son irreversibles

SAludos

Alejandro Martín Navarro dijo...

¿Qué es lo que tenía la noche para quererla olvidar?

J.M.PEÑALBA dijo...

recuerdos, Ale, recuerdos...seguro.
pero tranquila Rocío que no hay mal que cien años dure, el hombre está bien hecho en ese sentido: como está roto en esencia, lo que no le mata le hace más fuerte.

batiscafo dijo...

Te debo una llamada.

Adaldrida dijo...

¡Y tanto, Cris!
Gracias, Antonio.
Misterio, Ale. Sólo digo una cosa: es la misma noche del poema "Junio" que publiqué aquí en el post "De nuevo glad to be unhappy", que decía nunca... y de qué manera.
¡¡¡Hombre, si está aquí Mr Peñalba!!! ¡No-me-lo-cre-o! Bienvenido, Míster.

el Mister dijo...

Querida Adaldrida, bien sabes que el que no hable no significa que no esté aquí. No todos somos tan lanzados...

el coco dijo...

Los recuerdos son los ríos que van a dar en la mar...