miércoles, octubre 29, 2008

Entrada sobre Maquillaje para Koizumi y Pablo


Voy a tener que automedicarme con dos o tres meses de austeridad, porque últimamente no he parado de comprar o recibir todo tipo de maquillajes de mis dos marcas favoritas: Mac y Nars. Es verdad que casi todo han sido regalos, pero yo misma he puesto cara de perro flaco y bizco para conseguir esos regalos.
Perdí mi colorete Gina, sí, ese que compré en Paris y era el mejor del mundo mundial, en una boda en Málaga. Y mi padre estaba en algún lugar de Europa y podía conseguirlo. Así empezó todo.
En la boda de Pablo me enteré de que iba a viajar a Nueva York, donde los Múltiples de Nars son unos doce euros más baratos que en nuestras deprimidas tierras. No pude evitar encargarle el South beach, una barrita color melocotón bronce que sirve de colorete, iluminador o incluso sombra de ojos. Y de paso, el tan celebrado labial Dolcevita.

Y, de repente, surgió el delicioso viaje a Madrid. Había que visitar la calle Fuencarral, aunque me sugerí a mí misma unos sorbos de cordura. Me parece que una sombra de Nars se llama así, Cordura, pero ése es otro tema.
Lo fascinante de mi semana madrileña, aparte del aroma a lápices en la Biblioteca Nacional, fue que pude conocer a Koizumi en pleno rapto cosmético. Ella tuvo la feliz culpa de que comprase mi primera barra de labios rosita, un color que antes odiaba. Se trata del labial Angel, un rosa angelical y tierno, que tira más a bebé que a chicle, Deo gratias.
También compartió conmigo dos pigmentos de Mac, el Tan y el Green Brown, por el místico método de comprar unos tarritos de plástico en Muji y realizar un trasvase. Gracias a Dios el polvillo de los pigmentos no era blanco, porque si no, nuestros trapicheos habrían terminado en comisaría.
Todo fluye, dijo un filósofo. En el Starbucks coffee, Koizumi y yo dejamos correr las horas. Había traído sus "potis" de Nars, de los que sin duda prefiero el Lacquer Eros y el colorete Luster: son dos joyas del maquillaje. Y nos dieron las diez, y las diez y media. Ambas recordaremos aquella tarde.

El colorete Gina llegó sano y salvo a mi casa, gracias a mi padre. Es un melocotón que algunos definen como "mandarina", que alegra toda la cara iluminándola pero sin recargar, porque es mate. Y ayer se cerraba el ciclo "navidad en pleno otoño": Pablo me trajo su regalo neoyorquino en otra tarde inolvidable.

La textura del Múltiple me ha sorprendido y fascinado. Pensé que iba a ser en crema, como los Cream color base de Mac que parecen nocilla, pero no es así. El South Beach realmente tiene acabado polvo y textura polvo: no es nada graso.
Y el color... es un milagro: ni melocotón puro ni bronce puro sino una mezcla de ambos matices, el brillo que aporta no es de purpurina sino de "efecto mojado". Y no se parece en nada a los típicos bronzers, por lo que puedo darle uso en invierno. Como colorete es precioso, y como sombra realza la magia del pigmento Tan. Aquí os dejo una foto borrosa, (creo que se me da mejor describir que fotografiar...)

El Dolcevita también me ha sorprendido. En primer lugar, la textura no es tan seca como yo temía, ni huele a cera o a petróleo. No es ni color labio nude ni rojillo "boca mordida", como había leído yo muchas veces: es un rosa muy natural, que tira a frambuesa y que sublima el tono del labio, sin que parezca mordido ni desnudo. Me gusta, pero aún más me gusta el Lacquer Eros, que sí se puede definir como rojo labio mordido y que en una foto bastante fiable de Koizumi se ve así

(Por una vez, las dos primeras fotos son mías. El bodegón ha salido nítido y el "chuache", borroso: ignoro la causa. Es un símbolo de algo pero no sabemos de qué.)

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Color melocotón dorado con efecto de otoño con día de lluvia y textura de crema de frambuesa en una copa de helado servida a orillas del Mar Cantábrico.

Pregunta:
¿Cómo se llama la línea de maquillaje?

Es la primera entrada tuya sobre maquillaje que leo entera. ¡Gracias!


Símbolodeque

koizumi dijo...

Estaba mentalizandome de que no necesito el SB en invierno, pero que dificil me lo pones. Se me hace la boca agua al leer tu descripción. Lo necesito, ahggggg!
Y una pregunta "técnica", el dolce se parece al Eros. Tu que me conoces, ¿lo necesito? (diqueno, diqueno, que-ya-tengo-demasiados labiales dice mi conciencia ...)
Y si necesitas Cordura, yo la tengo, la de NARS digo :D

Un besote guapa!

Rocío Arana dijo...

No, Koizumi, no necesitas el Dolcevita. De hecho, el Eros es mil veces mejor y más bonito (lo pediré en Navidad).
Peeero, necesitas el South Beach. Eso sí que sí.

Anónimo dijo...

qué buena pinta tiene el South Beach, y con tu descripción nos metes más ganas, tiene razón Koizumi...

Camarona dijo...

Estuve pensando en el South Beach tiempo atrás y lo descarté para comprar el luster...y mira que me gusta. Me has picado. Caerá para navidad.

Rocío Arana dijo...

A mí el Luster me encanta, Camarona: me pasó lo contrario que a ti, lo descarté para elegir el SB y, cuando lo vi "en persona" temí haberme equivocado, ya que el Luster es precioooooso. Lo pediré en Navidad también junto con Eros.
Sin embargo, creo que me gusta aún más el Múltiple, no tenía ningún múltiple de Nars, y merecen la pena.

A los que leen mi blog pero son hombres o no participan de esta pasión cosmética digo: esta es mi última entrada sobre maquillaje en mucho tiempo. Prometido.

koizumi dijo...

Apuntado queda, aunque quizás lo pospongo para la cuesta de enero, que este diciembre la lista de la compri está que revienta.

Benita Pérez-Pardo dijo...

Las fotos muy buenas!.
Mi próximo objetivo es el Kis Kiss de Guerlain (que no sé muy bien si mi conciencia me lo permitirá) por lo que veo a Nars todavía muy lejos.

Rocío Arana dijo...

Benita, el Kisskiss es una inversión. Hubo un tiempo, bien lo sabéis, en que era mi barra de labios favorita. Ahora la uso menos por eso mismo: ¡me recuerda tiempos pasados y me pongo triste! Nunca me había ocurrido nada igual, debe ser la treintena.
Al grano; te recomiendo tonos:

500 Very gold, si sólo quieres iluminar tus labios.
540 Envie de beige, uno de los mejores Nudes del mercado.
541 Peche Fogueuse, este lo tuve yo y es un melocotón estridente, alegra la cara.
523 Exces de Rouge, uno de los mejores rojos del mercado: fuerte, tirando a frambuesa pero muy elegante.
529 Cuivre fusion, es atrevido pero muy bonito.
568 Rose Malicieux, no soy muy de rosas, pero este es precioso, tira a malva y da calidez a la cara a pesar de ser frío.

¡¡¡Bueno!!! El único que NO recomiendo es el nº552, Cuivre Ardent. Lo tuve y tiraba no a naranja sino a marrón, y amarilleaba mucho los dienters. Y era algo seco, no como los otros que son una delicia.

Nars te lo recomiendo en dos casos:
1)si algún amigo/cuñado/amiga/prima viaja a Usa, no lo dudes.
2)Si en Navidad viajas a Madrid, Barcelona o Sansebastián, no lo dudes tampoco, será "tu" regalo de Reyes.
Te sugiero dos cosas:
1) un Múltiple (Copacabana si lo quieres como iluminador; Portofino si quieres algo rosa coral y South Beach, si te ha tentado la entrada...)o un colorete (Luster en melocotón con halo dorado o Angelika en rosa con shimmer plateado),
2) y por supuiesto un Lacquer: Eros o el Chelsea girls, que es nude, o el Hotwired que es fucsia preciosísimo.

Anónimo dijo...

Qué naricita más mona y qué productos más buenos. Esos dos pigmentos son estupendos. Para una noche loca, prueba el green brown sobre una base negra: se vuelve verde-escarabajo.

Rocío Arana dijo...

Anónimo, lo de la nariz me ha costado un disgusto. Quería hacer un auténtico "chuache", o sea mostrar el color en la mano o muñeca, pero no conseguía uno fiable. Así que hice foto de mi mejilla. Pero salió todo el perfil, que tampoco es lo que quería yo. En fin, el color es fiable, que es lo que importa.
Hoy he probado tu combinación: Pandemonium + Green Brown, queda chulísimo. Gracias.