martes, agosto 12, 2008

In memoriam Pau

Un día, Fidel Villegas me dijo que mis gestos le recordaban a veces a los de Pedro Antonio Urbina. Cuando le conocí en persona pude calibrar la inmensidad del elogio. De Pau me gustaba, me gusta, su elegancia al vestir un abrigo de invierno, su seriedad cuando dijo que Infiltrados era una mala película, su traducción de las Confesiones de San Agustín. Estuve con él en un café antiguo de Madrid, con espejos y lámparas, hablando de poesía. Pablo Moreno tiene una foto de aquella tarde de diciembre, frío y sol.
Se nos ha ido un poeta, pero hemos ganado un poeta. Cuando alguien llena de sentido su vida, de un modo tan claro e intenso, su muerte no puede ser otra cosa que algo lleno misteriosamente de sentido.

5 comentarios:

Nodisparenalpianista dijo...

No sabía, Ro. Precisamente hoy, que en lo mío recuerdo a nuestro Peter, que no se si conocerías, pero que te habrán contado, seguro. Le había escuchado en una conferencia sobre algo europeo, unas traducciones y así. Ay, si.

Dulcinea dijo...

Lo siento Rocío.

Una oración para él, y para los que le habeis querido.

batiscafo dijo...

Peter, Pedro Antonio. Cuántas pérdidas y cuántas ganancias. Hace años que leí su traducción de "Las Confesiones" y nunca he encontrado otra mejor. Su "Filocalía" -leída en las postrimerías de mi carrera universitaria- me marcó mucho también.

Te debo una llamada. Se te echa de menos en este purgatorio de Sevilla.

Anónimo dijo...

Hola Rocio, te escribo de la revista agora. te hemos perdido otra vez y es muy urgente que recibamos la poetica, la biobibliografia (1o lineas como maximo cada una) y los 7 poemas, y tambien la documentacion: los papeles de contratacion con el ayto, el numero de cuenta, fotocopia del d.n.i. y un curriculum. todo antes del lunes
18 que tenemos la reunion con el ayuntamiento.
Gracias, un saludo
maria jesus

Pablo dijo...

Vaya, en mi exilio londinense no supe de esto. Es una noticia terrible, él estaba entre mis poetas favoritos. Tenía muchas ganas de conocerlo en persona. Una noticia malísima. Un abrazo para la familia.