domingo, mayo 04, 2008

Roma bien vale un poema

EN UNA IGLESIA DE ROMA

En el claro zaguán
el frescor de las calles siempre en sombra,
el fuego de tus ojos aguardando,
el silencio de siglos esperándome.

10 comentarios:

Benita Pérez-Pardo dijo...

Vaya suerte!. Estás en Roma?!

Rocío Arana dijo...

¡Ay, Benita! Acabo de volver de Roma...

Néstor Aparicio dijo...

¡Arg! He sufrido un repentino golpe de envidia insana...

Antonio Serrano Cueto dijo...

Roma bien vale toda pena. Se agradece el frescor, aunque eso de que las calles están siempre en sombra es pura poesía...

Dulcinea dijo...

Mmm, Roma, siempre Roma. Tantos sitios bonitos, sugerentes, divertidos y profundos. Y el bullicio, el silencio, las fuentes, los helados... pero ¿frescor de las calles? ¿cuándo? ¿qué día del año?
¿seguro que era Roma?

Driver dijo...

La Ciudad Eterna.
Dios le mandó construir a Miguel Angel un locutorio con línea directa con la gloria.
Toses en la Plaza de San Pedro, y oyes carraspear a los ángeles.
Si eres capaz de recorrer las siete colinas,ascensos y descensos latinos,encuentras tu propia eternidad.
Roma.

María dijo...

Roma!!! queremos regalar un viaje a roma a mis padres por sus 25 años de casados, si lo conseguimos te pediré un itinerario con recomendaciones de todo tipo!!!

Rocío Arana dijo...

A ver, no digo que las calles de Roma estén siempre en sombra, sino que el zaguán de loa iglesia tenía el mismo frescor que las calles que siempre están en sombra!!!
Driver, me gustan mucho tus microrrelatos, mucho más que tus relatos largos.
María, estoy preparando un post de recomendaciones romanas...

Nodisparenalpianista dijo...

Ay Roma, Italia bel.la...

kuki dijo...

q lindo lo q escribiste de Roma! un encuen tro en roma, del tipo que sea, si es descrito así, seguro es inolvidable.