jueves, mayo 29, 2008

Por fin, otro poema

Pampaluna te inspirará, me dijo Sonsoles. Y tenía razón.

MIEDO

Con tus ojos oscuros encendías
el mundo, con tus ojos arrojados
como piedras al río de mis ojos
donde las ondas iban destejiéndose.
En la primera onda tu silencio
provocaba lejanos cataclismos
y la serenidad de tu sonrisa
despertaba caballos en la nieve.

Del salón en el ángulo oscurísimo
desde donde te miro, tengo miedo.
Tus ojos abren una puerta gris
y es el invierno todo, con sus brazos
de sombra.
Han crecido los años y los árboles,
pero en Mayo me sigues dando miedo.

8 comentarios:

Nodisparenalpianista dijo...

Jo!

Jesús Beades dijo...

good

julio dijo...

¡Y tanto que tenía razón! Enhorabuena, Rocío.

Pilar dijo...

precioso!

Buentes dijo...

Bravo!

Antonio Azuaga dijo...

Felicitaciones y aplausos.
Un saludo.

Néstor Aparicio dijo...

¿Miedo, tú?

Ángel dijo...

Ne timeas!