viernes, marzo 21, 2008

Muere la Primavera


Ayer, Jueves Santo, llovía. Hoy, veintiuno de marzo, nace la primavera.
Ayer llovía en la iglesia, tan lúgubre aún, con la luz concentrada en el Sagrario. Y hacía frío, un frío que venía de nosotros mismos. Porque todos oímos las palabras: "Uno de vosotros me entregará", y yo me pregunté si temblaban de frío los demás como yo preguntándome, preguntándole con miedo, ¿Dios mío, seré yo?

P.S.: La foto es de Merl

8 comentarios:

Daguerre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
macarena dijo...

No Ro, he sido yo. Y lo digo con esta tranquilidad pasmosa, esperando que con Su resurrección, me alcance el calor.

Anoche mientras veía el Señor de la Salud caminando por la calle Orfila me acordé de Dios, y pensé en el hombre, en el verdadero hombre que caminaba con su cruz a cuestas, aporreado, encarnecido, arrastrado hacía el matadero. Ese hombre que carga con mis culpas y con mis miserias, con mis venganzas y con mi infidelidad...

Muéveme Mi Dios, muéveme al verte, colgado en una cruz y encarnecido. Que me mueva tu cuerpo tan herido, tus afrentas y tu muerte.

Anónimo dijo...

La Calle Orfila... qué recuerdos!!
Entre el viernes y el sábado la guerra se ganó para siempre. Sólo hay que apuntarse en el bando correcto y seguir, en otra escala, el mismo trayecto...
Felices Pascuas
Benita

Néstor Aparicio dijo...

No es malo llegar a la noche y reconocer, "sí, soy yo. Otra vez".

a tiza y papel dijo...

ya es Pascua y teniendo presente la Pasión, vivimos para la Resurrección!.
Con buen ánimo llegaremos, vaya si no!

Nodisparenalpianista dijo...

Temblando de nuestro frío y esperando su calor.

Carlos RM dijo...

La entrada, como la foto, está borrosa, temblorosa. Y como el título, ¿muere la primavera?

kuki dijo...

linda reflexion de semana santa...y en Sevillla!