martes, marzo 18, 2008

Mirar el fuego

"Mirar el fuego" ha sido el primer poema que he escrito tras una larga sequía de año y medio. La tesis se comió mi vena poética, pero en navidad mi padre me dijo que ya era hora de abrir el grifo otra vez. Como si fuera tan fácil. La culpa la tuvo Buko, que en la presentación de su genial libro Oro anunció que el poeta tenía que escribir con ganas y sin ellas. O sea, lo de la inspiración y la transpiración. Que yo no creo en eso, porque el de poeta no es un oficio de oficina, de ocho a tres de la tarde, pero es verdad que a veces hay que dar un empujoncito. Tirar de la cuerda. A mí me suele funcionar la cuerda de la infancia: una nostalgia que no duele porque, por un lado, mi infancia fue feliz, pero por otra parte no regresaría a ella, me alegra haberla superado. Estábamos en diciembre y en Vitoria, me puse a pensar y salió un poema medianejo.
En enero recibí un mail de Agus Alonso: con mucha ilusión me pedía un poema inédito para publicarlo en Perkeo, su revista literaria. Y yo que no tenía más inédito que éste, contradije todas las leyes de la elemental sensatez y, como quien dice en taller, decidí mandárselo.
Arp lo ha encontrado (¡ay!) y dice que es maravilloso. Gracias, Arp. El poeta escribe porque ve la belleza escondida en un mundo que [aparentemente] no vale dos pesetas: pero más meritorio me parece a veces el lector, que ve la belleza escondida en lo que el poeta escribe.
De cualquier modo, el poema está en la revista Perkeo: http://perkeo.es

12 comentarios:

Pepo Corrales dijo...

Me parece que se dice "contradije", en vez de "contradecí". Aunque siempre me hago un lío, con "he freído un huevo". ¿Será "he frito"?

Rocío Arana dijo...

sí señor. Lo corrijo.

ARP dijo...

¡Pero ponle un enlace como Dios manda, con el recuadrito del mundo y la cadena! Marca el texto que quieras hiperenlazar, pones la dirección en el recuadro que sale y ya está.
Algo así como esto: El maravilloso poema, Mirar el fuego, en la revista Perkeo
Que la gente es muy perezosa y no se va a poner a cortar y pegar.

Rocío Arana dijo...

No sé hacerloooo...!!! Lo siento, soy negada.

Néstor Aparicio dijo...

Qué dulce infancia. Y qué buen poema, sí.

Nodisparenalpianista dijo...

Jajaja, estoy con Arp. Tu poema merece enlace directísimo al fuego de la infancia. Qué bien olía...

E. G-Máiquez dijo...

Arp tiene más razón que un santo: maravilloso poema.

Agus Alonso-G. dijo...

Glup, ahora que conozco el valor añadido del poema.. Glub. De nuevo, muchas gracias, Rocío. Y que sea una resurrección.

Bukowski dijo...

Genial el poema, Ro.

Rocío Arana dijo...

La culpa es tuya, Buko.

Bukowski dijo...

Felix culpa, pues.

batiscafo dijo...

¿Medianejo? Es esencia pura de una época feliz y dolorosa como el crecimiento de los niños. ¡Felicidades!