viernes, diciembre 28, 2007

silencio

Silencio en Navidad. Estoy muy callada últimamente: motivos no faltan. Sin embargo hoy, día de los Inocentes, he querido detenerme en un desconocido locutorio de Logroño para desearos feliz año, que las clínicas abortistas declaren huelga indefinida, que los enfermos terminales mueran en paz, que los tacs y mamografías del mundo entero den negativo en sus resultados, y que las parejas separadas o al borde del divorcio sufran un aluvión de recuerdos positivos y decidan pensarlo otra vez. Y que vuelvan las musas a mi pobre ser... Son mis deseos para esta Navidad.
El dos de enero regresaré a este blog. Gracias a todos por leerme,
Adaldrida.

9 comentarios:

josefina dijo...

Que lindos deseos! saludos desde algún rincón del mundo.

Benita Pérez-Pardo dijo...

FELIZ NAVIDAD ATRASADAS!!

No he tenido conexión y no he podido poenerme al día.

Tengo pendiente el "night make-up"...

Te deseo lo mejor para este año nuevo 2008!!!

Antonio Azuaga dijo...

Bendito “silencio en Navidad” como contrapunto a tanto escándalo fatuo. ¡Bendito el silencio si cuaja en voluntad hermosa!

Amén de lo habitual, te deseo para el próximo año la musa que quieres; aunque, sin duda, no va a abandonarte.

néstor dijo...

Gracias a ti, por ser.
Y feliz Navidad y feliz 2008.
Néstor

Benita Pérez-Pardo dijo...

Gracias Rocío. Voy lenta porque estoy un poco líada "alojada" en wifi ajeno.
Espero poder ponerme al día esta noche.

Mil gracias!!!!!!!

Benita Pérez-Pardo dijo...

HOla Rocío: incorporada la actualización.
No sé que le pasa a blogger que hace lo que le vien ene gana y ha salido la letra pequeñita. Cuando blogger me deje lo pongo bien.

Felz Año Nuevo!!!!!!!!!!

Enrique Monasterio dijo...

Rocío, muchísimas felicidades. Me apunto a todos tus deseos y ojalás. Ya sabes que leo tus cosas casi diariamente, y sólo temo que un día me recomiendes, también a mí, un maquillaje rejuvenecedor.

batiscafo dijo...

Felicidades y gracias por la parte que me toca, guapa.

Carlos RM dijo...

Rocío, feliz año. Rompe tu silencio, please.