miércoles, octubre 10, 2007

TODO DEBERÍA SER AZUL


Todo debería ser azul. Ni el agua ni el cielo son azules, nos lo imaginamos azules. El color azul es entonces una entelequia, una quimera, una sombra que todos perseguimos... El agua es transparente, el cielo es negro. Y, sin embargo, todo es verdad: en algunas ilustraciones de cuento, la luna es azul.
Hay muchas clases de azul. Está el brillante casi malva de las farolas en verano, a las diez y media de la noche. La noche soleada de julio. La luz de la tarde noche, que siempre es misterio. Está el azul raro y lechoso del dénim lavado, el oscuro de uniforme y todos los matices de turquesas y verdes mar. El verde mar es azul. Hay el azul agua, el azul lavanda, el añil, el cobalto. El lapislázuli. El príncipe azul. El "baby, why are you blue?" Y el true blue de Madonna, que es un grito de alegría. Y Rubén Darío. Y José Pérez Olivares. Y uno de los libros que más me gustan de Miguel dÓrs es azul. Y, por supuesto, el carmín que mejor sienta a las pieles claras es el que tiene una base de azul.

11 comentarios:

Driver dijo...

Hola Adaldrida.
Soy Driver, el que regala cuentos en el blog de Toi.
Dices que te gustaría un fin de semana en Madrid (ojalá).
Así que te regalo este cuento. Es un trozo de un libro que nunca se publicará.
Mi comentario va a ser extenso..pero es que no lo sé hacer de otra forma.
Espero que te guste; y si no te gusta, tranquila, mis relatos son gratuitos.


PERFUME DE MUJER


"Entre el cielo y la tierra, entre tus brazos y los míos, sólo quedará el polvo.
Mas será polvo enamorado."


María, su amiga Sonsoles, Driver y el Gordo se encajaron en el Ford Fiesta de Sonsoles y se dirigieron a la Plaza de Felipe II.
Madrid era un torbellino de viernes noche, donde cuatro millones de ciudanos buscaban un lugar donde cenar.
Las avenidas eran más anchas los viernes, los baretos estaban mejor iluminados y las caras dibujaban rasgos relajados.
El fin de semana empezaba.

"Entre las olas del mar, entre las entrañas de las cuevas más profundas, sobre el tapete del verde, bajo la umbría de tu luna.
Polvo enamorado."




Vas buscando el sitio ideal, el amigo ideal, la mujer ideal, el hijo ideal, el trabajo ideal.
Y al final acabas en el Bar Manolo.

Cenaron los cuatro de bocatas en el Bar Manolo. De pié, en la barra. Codeándose con lo mejor del barrio.
Al Driver le hubiese gustado decirle a María que quería tener un hijo con ella, pero no se atrevió.
A María le hubiese gustado decirle al Driver que se iría con él en la cabina a Italia.
La Sonsoles, cansada de estudiantes, divorciados y malos rollos, estaba dispuesta a explicarles que hombres como ellos ya no existían.
Los tres tenían una carga teórica que impedía una comunicación fluída.
El Gordo no, el Gordo no era el caso.

"Así y todo te miré como el que mira un cuadro.
Y viéndote salir de la bruma
Te leí como el que se empapa un buen libro
Y me recreé con tu figura y tu sonrisa
Y pensé que aquellos veranos eran tiempos de fertilidad
Y sobre la tierra mojada tus pasos dejaron la huella marcada
Viví entonces la recreación del Génesis
Sentí el reto de la Odisea
Oí el sonido de tu silencio profundo."


Después de la segunda caña, el Gordo se fué a mear. Al doblar la esquina de la barra, se tropezó con un llamativo cartel.

Palacio de los Deportes : viernes 21. MARTA SANCHEZ.

El Gordo meó rápidamente, con la prisa que se mea cuando tienes que hacer algo importante.
Volvió a la barra, pagó las consumiciones.
“ Nos vamos. Nos vamos ahora. Nos vamos ya”

Tal vez, si la velada hubiese sido larga y tranquila, se hubiesen dicho más cosas entre ellos.
Pero no.
Los ciento veinte kilos del Gordo habían tomado una decisión irrevocable. Y tomando al Driver del brazo le arrastró con energía a través de la Plaza de FelipeII. El Driver a su vez agarró como pudo a María y ésta sujetó a su vez a Sonsoles.
Parecían un tren de mercancías con una potente locomotora al frente.
Una locomotora de Corral de Almaguer.



El Gordo compró cuatro entradas. El Gordo atravesó el vestíbulo del Palacio de los Deportes de Madrid con la misma energía con la que su Volvo subía las rampas de los puertos. El Gordo analizó rápidamente cual era el mejor sitio para ver el concierto. El Gordo era el puto amo.

El Driver, la Maria y la Sonsoles se limitaron a observar.

A observar que el Gordo ni les oía ni les sentía. Que el Gordo estaba abstraído, con una concentración plena e intensa.




"Y en el teatro griego
Los músicos y los cómicos empezaron su actuación
Y los Dioses se sentaron en las primeras filas
Y vieron que la vida se representaba ante ellos
La vida que ellos mismos habían creado
Entre polvo eterno
Entre polvo enamorado."



Al principio silencio y oscuridad.
A la hora en punto los músicos empezaron a ganarse su pan.
Un compás. Luego otro compás.
Se arma poco a poco la música.
Se construye y se eleva como una catedral gótica.
Sobre las cabezas de los infieles.
Sobre la vida que se representa a ella misma.


Y tras unas girnaldas musicales, se encienden los focos rojos y sale la chica del barrio de Lucero.

Tal vez el representante de Marta Sánchez leyera el espectáculo de forma diferente, así como los de la prensa rosa pudieran interpretar una vida como un espectáculo. Tal vez.

Pero el Gordo del Corral de Almaguer estaba allí. Estaba vivo. Estaba convencido que la del barrio del Lucero cantaba para él. Fundamentalmente para él.

Se concentró en paladear cada una de sus frases.
Sintió como la música entraba en su cerebro como un latido límpio.
Dejó penetrar las vibraciones, que atravesaron todos y cada uno de sus órganos vitales.


Y allí estaba ella. Aquella mañana había discutido con su noviete de turno. Tenía problemas con su representante por unos temas de Derechos de autor. La prensa rosa le perseguía cada dos por tres. Y cada vez que salía a la calle se tenía que poner las gafas oscuras para intentar pasar desapercibida.

El precio de la fama. El puñetero precio de su propia cabina. Como cada cual.

Y por la noche el miedo. La gente que se agolpa en el concierto. Los músicos. La sala. Los imprevistos.
Así que se concentró. Se concentró profundamente. Pensó que en aquel Palacio había gente que trabajaba duro, que había pagado por verla cantar.
Se concentró, se sintió guapa por ellos, se sintió hembra salvaje y apasionada.
Y se dijo: ¡a por ellos!


"Y en el Olimpo
las musas se recreaban en componer odas al amor
y se pasaban las noches pensando en nuevas letras
para cantar las historias de sus abuelos
para contar los cuentos de sus hijos."

El Driver observó al Gordo y a María.
Había algo en común en ellos esa noche.
El Gordo había subido al cielo, y entre las letras de Marta Sanchez y el efecto alucinógeno de la música, se encontraba lejos, muy lejos.

María estaba allí.
Tatareaba alguna canción.
Llenando el espacio.
Llenando el espacio con su esencia.

Así que el Driver supo en ese momento que algo tendría que hacer al respecto.

Marta Sáncuez interrumpió sus pensamientos:

“ En la carretera te encontré
y seguir tu estela fué mi perdición
no creas que podrás comerte mi amor
no creas que podrás alcanzar mi corazón”

Hubo un momento en el que Driver no supo distinguir entre sus pensamientos y lo que decía la Martita.

Lo olía claramente. Era el perfume que habia envelesado a los hombres durante siglos.
Era la llamada de la tierra.
Era PERFUME DE MUJER.

Atentamente. Driver.

adaldrida dijo...

¡¡¡Gracias, Driver!!!

llir dijo...

Por cierto, me gusta tanto el azul este que he encontrado bicheando por las plantillas posibles, que creo que esta va a ser la plantilla definitiva...

TSA dijo...

"Azul la mañana es azul..." dice el bolero.Se conocen 111 tonos de azul.Es el color que más le gusta a la gente en general."Es el color de todas las buenas cualidades y buenos sentimientos que no están dominados por la simple pasión"..
el color de la armonía y de la simpatía,de la fidelidad(true blue),de la fantasía(pués es el color de la lejanía y del anhelo).El azul divino, que para Van Gogh era el azul cobalto...;El azul ultramarino(venía del otro lado del mar encargado por los pintores) es el color más caro de todos los tiempos,porque se saca del lapislázulique es una piedra semipreciosa.
Dicen que es el color de las cualidades intelectuales y masculinas pero también tradicionalmente simboliza el principio femenino.
Podría seguir dando cualidades y peculiaridades del AZUL.
Espero perdones esta invasión.Todo para decirte que me gusta tu blog,fresco,alegre...y azul.Lo he descubierto hoy.He llegado desde otro común.Saludos

adaldrida dijo...

¡Gracias, Tsa!

Jesús Beades dijo...

¡¡Proemón!!!!

Carlos RM dijo...

Estoy con Beades: ¡proemazo! Ya sólo el título es como para repetirlo, repetirlo, repetirlo... en un rosario de colores.

Nodisparenalpianista dijo...

A mi el azul no me gusta mucho, pero en fin...
¿Hay vacas azules? No
Hay un gato triste y azul de Roberto Carlos que es una cursilada de campeonato de liga.
Pero luego está lo que llevaba el hermano de Manuel en el bolsillo del abrigo, lo de días azules y sol de la infancia, así que algo bueno tendrá.

Te queda bonito. Que es la cosa.

Buentes dijo...

Guau!!! Leído en azul este blog mola aún mucho más. El azul es uno de mis favoritos, como la etapa azul de Picasso, el azul helado de la Virgen de la Hiniesta, el azul de la pasta de otro libro de d'Ors: "Hacia otra luz más pura", que me lleva al azul de los primeros bolígrafos en el colegio, o el azul exacto de mi reloj.

PD: Discúlpame si no quedamos hoy, pero debido a problemas físicos (agujetas terribles del partido de ayer) no estoy siquiera para salir de mi casa. Así que hoy pasaré el Día Nacional en mi habitación, leyendo, leyéndote y perdiendo el tiempo con los apuntes de clase.

Anónimo dijo...

Hola Rocio:Yo ya he comentado en tu bitacora en alguna que otra ocasion,hace ya algun tiempo.Vuelvo de nuevo hoy y lo veo todo de otro color,eso esta bien,jejeje,hay que probar con la varietee de los colores.(ME has hecho recordar muchas cosas,entre las cuales,esa cancion tan pegadiza y ya remota en el tiempo,(la de la machila azul),...Aaaahh y azules recuerdos a Buentes,Carlos rm,y jesus beades,que tambien los lei y comente en alguna ocasion.

AnaCó dijo...

El azul te va muy bien y tanto el texto como la foto son muuuyy refrescantes.