lunes, diciembre 18, 2006

Lunes

Da igual que la tesis vaya viento en popa: que tenga no sólo ciento setenta páginas escritas, sino el texto ya fijado y contado y las variantes de la edición príncipe (que está llena de errores) anotadas. Da igual que escriba poemas en prosa en este blogg, y que mis amigos me regalen una fermosa guitarra, y que Carlos me cante en plan serenata que soy una chica excelente. Da igual que cante villancicos delante de un Niño moreno y dormilón, y que mis primos lloren diciendo no te vayas y rían a carcajadas conmigo, y que saque de apuros a mi madre ante la maldita máquina cibernética. Da igual, por último, que haya aprendido la receta del guacamole y que a mi padre le gusten mis filetes-milagro.
Todo se queda pequeño en el momento del lunes por la mañana, cuando bajo de la báscula y nada ha cambiado, y alguien me susurra desde el interior: "todavía hay algo que no das, hay algo que te reservas".

[Nota: Como dice Cerero, "en lunes todos somos dadaistas".]

7 comentarios:

AnaCó dijo...

Si yo tuviese 170 páginas escritas, la báscula y el lunes creo que me resultarían una fiesta. Ánimo!

Buentes dijo...

Yo los lunes me convierto en el Dadaísta máximo, de hecho, mis compañeros dicen en clase que los lunes soy Tristan Tzara, y que el resto de los días soy Buentes.

carlos rm dijo...

¿No te habrás subido a la báscula con algún capítulo de la tesis? Mucho ánimo con todos los retos. Eso de los filetes milagro suena a receta mágica para soltero con prisa ¿alguna pista?

señora de beades dijo...

¡¡¡Qué maravilla Ro, que grande eres!!!

Ro dijo...

Ayyy Buentes, Macarena y Ana có siempre me animan. Qué maravilla. Lo de los filetes milagro merece entrada aparte, Carlos: Prometida.

Buentes dijo...

Ro, lo de la báscula es secundario... y ya estoy echando de menos tus pimientos rellenos... hmmm

kaigara dijo...

Ayer, que también fue lunes, andaba reunida con gente muy querida celebrando el año nuevo aumentando las reservas calóricas para el frío mes de enero y en uno de los mejores momentos alguien dijo -sí, eres alta y grande-. Por un momento la palabra "grande" se expandió por mi mente como una entrada en el thesaurus de eufemismos: grande, ancha, hermosa, redondita, curva, voluptuosa, entradita en carnes, mujerona,... Me ausenté un momento para ir al baño y me miré en el espejo. Soy grande: inteligente, risueña, de buen corazón, amable, generosa, creativa, apasionada, trabajadora, entusiasta, habilidosa, comprensiva, sincera, real,...
Tú también eres grande, Ro; ¡Muy grande!
Un abrazo y feliz año nuevo :)