jueves, diciembre 14, 2006



Hoy, catorce de diciembre, día de San Juan de la Cruz.

Día de los poetas, de los locos, de los amantes furiosos a lo divino, de los que comen pan y Dios y todo, de los que viven en el viejo San Juan, de los que se llaman Juan, de los que soportan una cruz, o sea todos. Día de los místicos y de los que rezamos tres avemarías medio dormidos ya a las tantas después de haber contado versos todo el día no para un grandioso poema, no....

Ahora toca contar versos para la tesis. Mi comedia va por dosmilquinientos versos y aún me queda de contar la jornada tercera, y aún así yo feliz de la vida, porque es diciembre, porque es invierno, mes de carbón y mantas y castañas y villancicos.

Les aconsejo que lean El mudejarillo, de Jiménez Lozano.

3 comentarios:

Jesús Sanz Rioja dijo...

Tomo nota, me lo han recomendado muchos y sigue a la cola. Hay tanto que leer y tan poco tiempo...

Pilar Vázquez dijo...

Ya echaba de menos leer tu blogg, he aterrizado, sana y salva, de esas tierras donde los místicos serían más místicos, o más realista refiriéndose al concepto de la religión, porque entiendo que solo hay un Dios, y que somos los propios hombres los que creamos nuestras diferencias religiosas, creandose conflictos que a veces pueden quitarnos la vida.
Que te vaya muy bien con la tesis.
Saludos

Carlos RM dijo...

Yo creo que antes que libros leía almanaques, de esos que apuntan al pie de cada día uno de los santos que se celebran. Hace años (antes de que yo naciera) San Juan de la Cruz se celebraba el 24 de noviembre y por haber nacido ese día mi abuela paterna se llamaba Juana, aunque la pobre se resignó a que se lo celebraran el 24 de junio. Ánimo con la tesis, Rocío.