lunes, abril 19, 2010

Las Siete Barbies solteras


Umbral cabalga de nuevo: otra vez hablo de un libro mío que acaba de salir a la luz.
Pero es que este libro es especial: sin vosotros nunca hubiera sido escrito. Es una recopilación de los post más proéticos que haya garabateado alguna vez en este cuarto de estar con chimenea.
Y viene muy bien arropado por gente importante, deslumbrante: Julio Martínez Mesanza lo prologa, Ángel Ruiz lo reseña con generosidad y, el día siete de mayo, Enrique García Máiquez lo presentará.
Y Javier Caballero Wangüemert disparó la foto.

20 comentarios:

Antonio Rivero dijo...

Deseando de leerlo. ¿Cuándo es su presentación?

Un Saludo y enhorabuena

Wayaiu dijo...

¡Felicidaes, Adaldrida! Qué emocionante tiene que ser tener entre tus manos un libro de una misma.
^_^

Gadirroja dijo...

¡¡Qué bien!!
La foto es una chulada "la autora y su obra" (y su preciosa pulsera;)
¡¡Besos y enhorabuena!!

Anónimo dijo...

¡Enhorabuena!

Carmen dijo...

Qué ilusión! Una pregunta/comentario tontos: me resulta difícil encontrar tus libros en Madrid, probablemente porque los busco en "supermercados de libros" más que en librerías. ¿Podrías darme referencia de alguno de tus "templos" y se los encargo a ellos?

Gracias y felicidades otra vez!

Anónimo dijo...

Enhorabuena por el libro! y por el de poesía! Los voy a comprar!
el sábado lo pasé genial!!
ah! Me encanta el blog!!
bettyboop

Kuky dijo...

Wow! felicidades! y la foto está buenísima!

Cantaloupe dijo...

¡Enhorabuena!
Esa pulsera tan bonita la fuimos a comprar juntas a Azul de Mar. Cuando vuelvas, tenemos pendiente otra visita a NARS.

Nicolás dijo...

Enhorabuena por las Siete
¿Ves como no hay que apagar la chimenea?
¿Donde es la presentación?
Intenta que se venda en el Corte Inglés y que fijen una fecha para firmar ejemplares

Ecologista dijo...

Hola Rocío.Paso a saludaros a tod@s,y de paso,y felicitándote nuevamente y todo todo,por tu nuevo libro de LAS SIETE BARBÍES;DECIRTE DE QUE NO CIERRES EL BLOG,por favor,que no es imprescindible,y puedes colgarnos cualquier cosita que mantenga la unidad frente a la llamita de tu chimenea,-cualquier tema,o noticia de actualidad,...lo que sea,pero que se mantenga la candelilla invitándonos a la lectura esporádica de tus saluditos con algo más...¿de acuerdo?

marinero dijo...

Felicidades por el nuevo libro, y por la compañía que lo arropa, ciertamente de lujo. Es una soltería, la de las "Siete Barbies", tan bien acompañada que da envidia.

Adaldrida dijo...

GRACIAS A TODOS, ES UN HONOR PARA MÍ TENEROS COMO LECTORES.

También gracias a Berta y Sara, que han escrito y no publiqué sus comentarios porque contenían direcciones electrónicas.

Marinero, ¡cuánta ilusión me ha hecho tu comment! Me quedé con mal sabor de boca tras nuestra polémica en el blog de EGM, no quise ser grosera ni ofuscarme contigo.

marinero dijo...

Leo sólo ahora el comentario de la amiga "Adaldrida" -supongo que, después de él, no es excesivo por mi parte darle ese título.
Ya sé que no quisiste ser grosera; me parece, en lo poco que te voy conociendo, que ni aun queriéndolo lo serías.
No debe preocuparte que haya algún desencuentro con personas que no piensen exactamente lo mismo que tú, sino si crees que hay en ti la posibilidad de que -si el motivo del desencuentro lo permite, si no es en sí mismo demasiado grave- ese desencuentro no suponga, por necesidad, una herida irreparable.
Hay gente que piensa que mis intervenciones en tu blog, o en el de EGM, dado que mis ideas en general son distintas de las que en ellos suelen exponerse, suceden por deseo de provocar o cosa parecida. No. La provocación me parece o lamentable o desdeñable; en el mejor de los casos, un recurso barato. Es porque de veras creo en la posibilidad, y la necesidad, de entenderse con el otro -y tanto más cuanto más otro- por lo que me tienta. Y, con un poco de buena voluntad por ambas partes, es posible.
Pasando a otra cosa, te digo lo mismo que ya te han dicho otros: si puede ser, no cierres el blog. Tienes un don para hacer memorables ciertas cosas que quizá no valoras bien por tenerlo demasiado cerca, por serte demasiado natural. Los demás sí podemos valorarlo, y lo echaríamos de menos. No nos dejes sin él: es más raro, y más necesario, de lo que crees.

Adaldrida dijo...

GRACIAS, MARINERO. LO DE LAS IDEAS A VECES ES UN POCO RELATIVO... CUANDO HABLO CON UNOS PAREZCO "ROJA" Y CUANDO HABLO CON OTROS PAREZCO MÁS FACHA QUE LA PASTORA COMO DICE MI TÍO. NO SOY NI UNA COSA NI OTRA...

Adaldrida dijo...

Y no voy a cerrar el blog. Os agradezco mucho a todos vuestras palabras...

marinero dijo...

Muchísimo más importante que ser "roja" o "facha" es ser razonable, y no creerse dueño en exclusiva de la verdad. Mis desencuentros lo son, cuando ocurren, con personas que me parecen aceptar sólo un punto de vista posible, el suyo, y tratar el de los demás, si es distinto, a insultos, ya sea considerándolos "sepulcros blanqueados" (es un caso) o considerando que, en el tema de ETA, todos los que aceptaron negociar con ellos -o sea, todos los partidos salvo el PP-, y quienes les apoyan, han "escupido en las tumbas" de las víctimas (es otro caso, ninguno de los dos inventados), sin tener siquiera en cuenta que no pocas de esas víctimas son, por ejemplo, del propio PSOE.
A mí no me parece mal que alguien crea que las críticas que se están haciendo al Vaticano son erróneas y fuera de lugar, pero sí que se insulte por hacerlas; como no me parece mal que alguien crea que no debe negociarse nunca con terroristas, pero sí que se descalifique así a quienes piensen de otro modo. Es, repito, la intolerancia (y la falta de educación, porque la educación incluye el respeto al otro) de quienes se creen dueños únicos de la verdad, lo que me molesta.
Y quede claro que la intolerancia en ideas que coinciden con las mías no me molesta menos; me es más fácil entenderme con alguien como EGM, de ideas distintas a las mías pero tan lúcido como tolerante, que con algunos de ideas próximas a las mías, pero para quienes la razón del otro, simplemente, no existe. Lo que sólo quiere decir algo tan sencillo como que las personas son más importantes que las ideas.

Adaldrida dijo...

Veo que nos entendemos, y no sólo en el caso rojo/facha sino en los demás. Yo por ejemplo sé que en el País Vasco gustosamente votaría al PSOE antes que a otros partidos, porque ahí lo que importa es la vida, no sólo la del no nacido (que para mí es una prioridad) sino la de todos los nacidos (que es igualmente prioritario para mí.)
Respecto a lo del Vaticano, es un tema tan doloroso y sobre el que se está echando tanta mierda (con perdón), algo que con un fondo de verdad se está hiperbolizando porque interesa, algo que toca no sólo a mis creencias sino a mis grandes amores (porque para mí la religión es amor), que intento no hablar porque podría dejarme llevar del sentimiento y convertirme en un basilisco nada tolerante. Somos humanos.

marinero dijo...

Ay, si todo el mundo tuviera tan claro eso que dices en tu última frase, esto es, "somos humanos": en lugar de convertirnos en arietes tan rígidos como irrazonables, veríamos, creo, que una convicción que no deje un sitio para el otro -siempre más importante que la idea- es una convicción dura, fría, metálica, no-humana. Es tan simple como esto: aquí está mi mano, franca y tendida. Hay quien la acepta -maravilloso-, hay quien la ignora -no pasa nada, somos muchos y muy distintos, es normal-, hay quien se burla de la "ingenuidad" de tenderla -ellos se lo pierden: los equivocados son ellos, aunque no lo entiendan-, y hay, por fin, quien escupe en ella. No hay por qué ponerse a su altura, no hay por qué responderles con un puñetazo (los puños no razonan: no pueden), pero es razonable retirar la mano, al menos para limpiarla. Y recordar que, si ahí la comprensión se hace imposible, la culpa no es de quien tiende la mano: el agresor es el otro. Que puede incluso no ser una mala persona, pero que, en este caso al menos, no habrá sabido estar en su sitio.

Ramón Simón dijo...

Enhorabuena.

Si Dios quiere, nos vemos en la presentación de tu libro.

Besos

Mora Fandos dijo...

Enhorabuena Rocío, espero leerlo pronto. Como ves, hemos vuelto a la blogosfera.