miércoles, septiembre 16, 2009

Tener o no tener

Las dos de la tarde, calor nublado y niños que saltan en sus asientos. El cansancio se apodera de mí y recuerdo mi uniforme sudoroso, la camisa torcida... y cerrando los ojos pienso en los niños. Son como una bandada de estorninos, lo llenan todo. Me gusta que pataleen en mi oído y escuchar sus diálogos surrealistas:
- Tú tienes cara de tomate.
- Pues tú eres un pelón.
- Pues yo ya soy mayor, tengo tres años.
- Pues yo vivo en el ocho. Vivo en el ocho vivoenelocho...
A ti es que te gusta lo que no le gusta a nadie, me dice una amiga. Y hasta el chófer, en un momento tranquilo, me clava este dardo:
- ¿A ti te gustan los niños, verdad?
Tengo que empezar a preocuparme, pienso. Y me entrego toda:
- Sí que me gustan. Si por mí fuera, tendría una buena pandilla...
Sólo me falta añadir "los que Dios mande", para mayor escándalo. Que ya lo he dicho alguna vez. Y siempre la misma respuesta: cuando llegue el momento, baby, no cantarás la misma canción...
Bueno, pero al menos la canto ahora. Por si acaso.

16 comentarios:

Kitty dijo...

Gran canció la que abre el blog esta semana! Me encantó la película y la banda sonora espectaculr... yo también tengo alguna pieza en Mil CAprichos!
Muchos besos guapa!!
Kit

Máster en Nubes dijo...

Bonita tu entrada, y la canción Falling slowly... de una película de una delicadeza insólita hoy, Once. Todavía quedan, como oro en paño hay que guardarlas y verlas.

José Miguel Ridao dijo...

Cuando llegue el momento cantarás una canción todavía más bonita.

LARA CRAFT® dijo...

Preciosisima canción!!! Muy buena elección. Gracias de nuevo.

Carmen dijo...

Yo era como tú, y ahora tengo a mis tres churumbeles y mucho que me costó... No cantarás la misma canción, será una canción cansada muchas veces, a veces agotada, a veces solitaria y casi siempre con un poso de miedo por ellos, por el futuro, pero será la tuya y será la mejor que has podido cantar y contar nunca.

Ecologista dijo...

Son la savia nueva que reverdece el semblante del "mayor",que le saca de sus casillas,a veces,con una lastimera sonrisilla al verlos,y casi siendo atropellados por esta marabunta al salir de clase al mediodía rutinario y pastoso de nosotros los adultos.

Lástima que hoy en día exista tanto desmadre incontroladamente desmadrado.Por que donde hay niños hay vida que palpita bulliciosa y enervada.Todo es nuevo e incontrolado.
Tengámosle paciencia y gritémosle con la mirada y la mueca. . .
¡¡VIVAN LOS PEQUEÑINES DE MI BARRIO!!

SALUDOS ROCÍO

Onyssa dijo...

Hala, hala, toda la corte de admiradores... Pues yo te digo siempre la verdad, no lo que quieres oír... ¡Pues claro que no cantarás la misma canción! Más bien te harás la ligadura de trompas al tercero... si llegas.

Ecologista dijo...

Oye Ony,vamos a empezar por esta wapita,¿tú ques libertades te tomas para llamarnos la corte,cuándo yo estoy incluido en los comentarios de nuestra admirada Rocío?y también admiro a los niños,¿me o y e s o te grito más altoooo?
Tú no serás esa que posee la verdad,y la va divulgando por ahí ¿no?,y además de lo que quieras decirle a Rocío,ella escuchará a quien desee y lo que le convenga,y se hará o no se hará la ligadura,eso ya lo vería ella misma,que para eso es más inteligente que tú,y se conforma con los recuerdos de niñez y los griteríos de los nenes y nenas de su barrio.Ella no se ahorca de pequeñines. . . bueno hasta si tuviera quizás 3 o más,pues,los sabría domar mejor que M U C H A S.


ROCÍO,perdona mi exacervación en tu blog,pero es que hay otras formas más correctas de comentarte,lo siento,...me borras el comentario si lo determinas así,un SALUDO. . .

Adaldrida dijo...

Gracias, E.

José Miguel Ridao dijo...

Es curioso ver la clarividencia que tienen algunos, y cómo comparten la verdad revelada. Desconocía varias cosas, a saber:

1. Que fuera admirador de la propietaria de este blog, de quien no sé nada.

2. Que hubiera que hacerse la ligadura de trompas después del tercer hijo. Yo tengo cuatro, el mayor de seis años, y estamos muy felices pero un poco cansados. Así en principio no tenemos intención de tener más. Si llego a leer esto hace un año se me habría revelado la verdad, y mi maravilloso hijo Gonzalo no existiría.

Desde luego, lo que no se aprenda en esto de los blogs...

Sandra dijo...

Oni se ha expresado correctamente y es verdad que hay una corte

Adaldrida dijo...

Sí, puede que tengáis razón, no tengo yo la culpa de que la gente me lea y me quiera, aunque es verdad que justo los que han respondido aquí no me conocen de nada...
Por eso no seré yo la que responda mal a Oni, a Sandra o a cualquiera que me diga algo de forma correcta.
Sin embargo, me hace gracia cómo pontifican... los que se suponen que no pontifican.
A los que cada día me leen y comentan,¡gracias, corte mía!

Ecologista dijo...

Tú Sandrilla,mira,que digo yo que me importa una ..... que esa Oni se haya expresado bien.Yo te digo a tí,y grabatelo bien en tu cerebelo, -para que no peques más de lo que no debieras-,y no seas tan santurrona,ni amigacha,ni coñas de la Onillilla ésta que se agarra aquí,a esta gran casa,como una lapa engreída,y mal sonante,de que esta tiparraca no me gusta ni un pelo,y que para su desdicha,la intromisión chulona que se ha marcao,a mí por lo menos,no me va nada,y eso significa que no se pase de vacilonceta con la persona de Doña Rocío Arana:poeta,escritora,educada,la gran desconocida para mí;pero que desde hace mucho: leo,aprecio,estimo,valoro,etc,etc,...y DEFIENDO su quehacer en su blog:límpio,sabio,elegante,etc,etc,¿"sabe usted"?,bueno,pues a lo que se tercia en lo de sandrilla,y la oni:que cuidadín,a la faltita de respeto aquí,porque me siento incómodo con el vacileo,me retracta,y lo odio hasta la muerte,así que no te me repitas más con lo de la corte,porque ni tú,ni ésa,ni más de esa índole,me vais a apestar mis ilusiones a entrar a leer por estos andurriales literarios.

Para porquerías,ya las encuentro cada día por la calle,que es pública,y de todas las mierderías que se les escupe.


Rocío,perdóname,los siento,pero comento con tanta alegría a tu bitácora límpida de inmundicias,y tan rebosante de educación,que es que no pueo,disculpa...
SALUDOS

Sandra dijo...

Dices que cambias versos por balas y no haces más que disparar. No me vas a faltar el respeto disminuyendo mi nombre. Oni ha hablado correctamente, ha dado su opinion. Ya que se supone que respetas el medio ambiente empieza por respetar a las personas, ecologistillo.

Adaldrida dijo...

Ecologista, tranquilízate. Pido respeto para todo el mundo: para mí que siempre lo has tenido y te lo agradezco, pero por supuesto para Sandra también.
Sandra no ha dicho nada malo: Oni tampoco, aunque fue un tanto agresiva.

Ecologista dijo...

Está bien Rocío,perdóname.No ha pasado nada...