domingo, febrero 15, 2009

Tardes doradas en el parque

Giraba el columpio y creías que Supermán iba a aparecer de un momento a otro, llevándote en volandas para esquivar el duro suelo. El suelo sabía a adoquines con sangre y a manchas de chocolate rosa, y las rodillas repletas de barro te daban ese aura de San Jorge venciendo al dragón que tus padres nunca entendían. Y no querías llegar tarde por culpa de la mercromina, moco verde el último, y perderte el comienzo de Dragones y mazmorras. El amo del calabozo nos dio poderes a todos, y foskitos, y piruletas. Que no se entere mamá.
Y siempre cenabas tortilla porque entonces no había colesterol, y la sartén crepitaba en los fogones que estaban en un rincón recóndito, blanco, mezclado con el aroma del aceite frito. Los saleros y las cebollas. Y todos a comer.
La bañera llena de burbujas y tus primas chapoteando, y tu primo intentando entrar por alguna rendija para ver, qué querrá ver si aún tenemos cuerpo de niña, dijo alguien una noche. Sólo quiere fastidiar, para eso es chico.
De este lado del cuento, veinte años después, abro el bote redondo y granate de Moussel y la bañera va llenándose de pompas, y en cada pompa cumplo un año menos hasta rozar el agua caliente con sólo nueve inviernos a mi espalda.

12 comentarios:

Diana Margarita dijo...

Me encantan las pompas de Jabón!!! Son así, precisamente, infantiles!!!

Adaldrida dijo...

¡y gracias a las pompas de Moussel he arrancado un proema!

mamen cozar dijo...

hola ¡soy mamen de pamplona . acabo de leer TARDES DORADAS...,y me has trasportado a la infancia sobre todo con el gel. Gracias por la sencillez de contar la vida. Estoy enganchandome a vuestros consejos de cosmetica me hacen olvidar un poco el caos y deriva mundial gracias otra vez .

Marylandspain dijo...

nominada!

http://marylandspainreviews.blogspot.com

Jesús Beades dijo...

Proemón. Y qué pedazo de endecasílabo el último: con sólo nueve inviernos a la espalda.

De hecho, lo titularía: Con sólo nueve inviernos.

Adegea dijo...

Me ha encantado el palabro "proema". Precioso.
Yo siento lo mismo con el Bubble Bath rosa de Avon que tú con el Moussel de Legrain.

Camarona dijo...

La Magdalena de Proust, pero en versión potingueril...preciosa entrada!

ClaudiaR. dijo...

¡¡Qué lindo Ada.."... Eres una poeta... Te he visto un poquitín triste últimamente, te dejo un MEME en el blog cremitasperfumadas.blogspot.com
Espero que te guste, está muy bonito. Un abrazo, Claudia

Kuky dijo...

Qué precioso recuerdo de infancia

koizumi dijo...

Ohhh!! es divino tu bañito, esto me recuerda que teniendo una bañera gigante nunca la uso. Pero según lo cuentas es como si me bañara yo ...

Adaldrida dijo...

Claudia, no estoy triste, quizás un poco cansada... ya sabes, terminas una etapa, comienzas otra y te tienes que situar. Gracias de todas formas, ¡eres la tercera que me nomina! Mañana o pasado publico el meme.

Néstor Aparicio dijo...

Has escrito una canción. Una de esas canciones que nunca te cansas de escuchar. De esas que te hacen soñar y sonreir. Sí, de esas.