viernes, enero 09, 2009

El niño del cibercafé

Objetivamente se llama Locutorio Calfred II, pero en mi casa le llaman el cíber de Santa Teresita, porque cruzando la calle se llega a la iglesia del mismo nombre.
La iglesia de Santa Teresita se halla en el centro de un parque, rodeada de abetos enormes y olivos diminutos que hoy están coronados de nieve, y tiene un estilo muy francés, muy siglo dieciocho, con su fachada de ladrillo y su cúpula de pizarra negra.
El cibercafé es algo caro pero muy cómodo, con un mostrador de bar de barrio, una cafetera y tres o cuatro mesas de pino barnizado y bien fregado. Y sillas de enea. Y, tras unas puertas de saloon, los ordenadores. Y al fondo la ventana, un biombo y una radio vieja.
En los días de navidad había también un niño rubio, de seis o siete años. Se escapó del brazo de su abuela y vino hacia mí dando saltitos. Conozco esos saltos entrecortados porque también forman parte de mi costumbre: son saltos de entusiasmo.
-Yo tengo un traje de Spiderman, me dijo.
-Pues yo de pequeña tuve un traje de Mary Poppins... y otro de panameña, le respondí.
-Mmmm... ¡Cómo es el traje de panameña?
-Blanco, con un volante y tres cintitas de colores.
-¿De qué colores?
Este niño, pienso, de mayor va a ser como Colin Firth, arrollador. Creo que los colores eran el rojo, el verde y el amarillo. El niño piensa un poco y me responde:
-Como la bandera de La Rioja.

9 comentarios:

Madame Celofán dijo...

Qué rico el niño...

Camarona dijo...

Mi sobrino insiste en que le cuente cuentos que me tengo que inventar en el momento, poniendo como protagonista a un personaje que él ha inventado, y que se llama "Chucapabras" (vamos, el Cupacabras pero mal dicho). Los cuentos tienen que ser de terror, claro. Sólo tiene 6 años. El otro día me preguntó si el Chucapabras era un fantasma, un monstruo o un "ente".
Como vienen las nuevas generaciones!!!

Jesús Beades dijo...

Es genial esa forma de los niños de comenzar las conversaciones con desconocidos: sin saludos ni nada, con un "yo tengo un traje de Spiderman". Habría que imitarlos, cuando entablemos conversación con desconocidas: "yo tengo un sable láser", o "me han regalado un Mr. Potato". La respuesta de ella sería decisiva para seguir, o no, prestándole atención. Tú respondiste bien.

Anónimo dijo...

Ese sí que es un tipo listo!. El disfraz de spidermen debe ser para ir de incógnito...
Benita

Adaldrida dijo...

Camarona, ¡tu sobrino es un crack! Y va para filósofo...

Beades, genial el análisis. Llevo días preguntándome por qué me pareció tan especial el niño, casi mágico, y ahora lo sé.

Volví a encontrarlo en el cíber y me dijo:
-¿Te acuerdas de mí?
-Claro, tú tenías un traje de spiderman...
-y tú de panameña, me responde.

Néstor Aparicio dijo...

Ja, ja, ja... ¡Mejor el reencuentro que la primera conversación!
¡Feliz año!

Kuky dijo...

Ricura de niño!!!! me encantó el cyber que describiste.

koizumi dijo...

Un encanto sin duda, con lo divertido y sencillo que sería el mundo si los adultos nos comportaramos así de espontaneos.

programa para cibercafes dijo...

Solo queria hacerles saber que NetCiber ha lanzado un programa para la gestion y control de sus cibercafes y es totalmente gratis. Si quieren instalarlo estan bienvenidos. Muchos saludos