viernes, septiembre 12, 2008

Estuve en Fuencarral


Es cierto, estuve en Fuencarral. Es curioso lo que pasa con algunos planes: de tanto pensarlos y amasarlos en tu cabeza crees que nunca sucederán. Y ocurren de pronto, al pronto, cuando casi te habías olvidado de ellos.
He soñado con la calle Fuencarral desde que me hice adicta a las sombras de Mac y desde que olí por vez primera el bodymilk de vainilla y canela de Korres, pues ambas marcas míticas han instalado allí sus buques insignias, tiendas para perderse. Tenía una tarde libre en Madrid, Ekseption ya no vende Nars (me quedé sin probar el colorete Luster y el labial Dolce vita), y casi sin pensarlo, estaba cerrando la portezuela de un Taxi.
Fuencarral, ¿qué número?, pregunta el taxista. Ah, no sé, es donde están muchas perfumerías. El hombre se vuelve hacia mí con un poco de zumba en los ojos. Oye, yo no sé nada de perfumerías, y la calle Fuencarral es muy larga... Pues me deja en un extremo y ya investigaré. La recorro. Me viene bien andar. Le veo sonreír mientras murmura: mujeres... Se lo he puesto fácil.
La tienda profesional de Mac es más pequeña de lo que pensaba, pero tiene de todo. Es perfecta para cotillear: allí me entero de que, afortunadamente, van a dejar estable la colección de sombras minerales que no he podido ver. Llegará en octubre para quedarse. Me mancho llos labios con las barras Plum Dandy y Freency, y al final no me decido por ninguna de las dos. Pruebo en vivo y en directo los pigmentos famosos: son demasiado sofisticados para mí. Aunque me tienta uno plateado y otro azul noche, Naval blue. Muy bonito, pero no sabría utilizarlos. Paso de largo por el mostrador de las bases, detesto los maquillajes fluídos de Mac. Termino comprando una paleta de cuatro sombras "personalizada": tú eliges las que quieres. Pedí un clásico, Knight divine, un azul profundo y eléctrico, Deep Truth, y dos tonos de moda en este otoño: Silver ring y Honey lust, oro y plata.
En Korres me esperaba una sorpresa: los lápices de ojos, a ocho noventa, más baratos que en Bourjois. Pensé que una firma de cosmética natural, griega y de culto, iba a ser mucho más cara. Me llevé uno solo porque soy una niña buena: un verde oliva precioso, y de larga duración. No sé cómo me contuve. Me regalaron una muestra de la crema de cristales de azúcar, que es suave y sedosita, hidratante pero no grasa. No sé si es casualidad o la combinación con el gel de aloe, pero me ha solucionado el desastre que produjo en mi piel la mezcla de verano más antibióticos.
Volveré, volveré, no me hagas sufrir. He de volver, pero tengo que partir*.

(*) Es la letra de una canción, creo. La canta mi madre cuando regresamos al Sur.

17 comentarios:

Jesús Beades dijo...

Para mí, Mac también es un nombre mágico. Pero es otro Mac, claro.

koizumi dijo...

¡Yo estuve el lunes toda la mañana! Creo que es uno de mis planes estrella en Madrid. Pasarme la mañana enredando entre tienditas de todo tipo (incluido MAC). Comer en un vegetariano enano de la zona. Comprar pasta fresca por la tarde para tener en la nevera, pan en San Onofre y a casita a descansar. Para mi un 10.

Un besito!

PD. ¿No compraste ningún pigmento de la Overrich? Hay uno naranjoso que te hubiera encantado. Es mas facil aplicarlos de lo que crees :-)

Dulcinea dijo...

Y amí que Mac no me acaba de hacer tilín...

Rocío Arana dijo...

Koizumi, ¡se impone un tutorial en tu blog sobre pigmentos, cómo utilizarlos sin que se extiendan por toda la cara! Eso, claro, después del reportaje sobre Luster, que espero como agua de Septiembre.

Rocío Arana dijo...

Dulci: lo que ocurre con Mac es que es una marca muy desigual. No se puede ser bueno en todo, y en Mac tienen puntos muy fuertes y puntos muy débiles.
Lo mejor son sus sombras, sus labiales y dicen que sus pigmentos. También sus coloretes nacarados, como el Springsheen que es una maravilla. Sin embargo, sus coloretes mates como el Peaches que tanto me gustaba, he de reconocer que no pigmentan ni duran lo suficiente. Cuando pruebas un colorete de Nars te das cuenta de la diferencia. Lo mismo pasa con los gloss: sólo me gustan de verdad los de textura Lustre, que hidratan y permanecen, como el Gloss Bateaux de la cole NNauticals, una genialidad. Estoy detrás del Venetian porque es una pasada el color, pero puedo prometer y prometo que ni un solo gloss más de Mac me tienta.
Sin embargo, no puedes negar que en cuestión de sombras, Mac es el rey absoluto. Hay tanta variedad, y son tamn buenas, que mirando por vez primera el stan decidí que el maquillaje es arte. Si alguna vez vas a la tienda Profesional, prueba el pigmento Old gold. Es oro, sí; pero tira a verde manzana y mil reflejos más. Y en cualquier corner, llévate a casa la Honey lust o la Knight divine: son dos imprescindibles.
Las barras de labios son muy buenas, pero va por texturas, unas están conseguidas y otras no. A mí me gustan los Frost, escarchados. Mac tiene labiales que son un éxito: Jist, Ramblin rose, Viva glam VI, Myth, Freency, Russian red.
Lo que no me convence: sus lápices de ojos. Prefiero los de Zara, Bourjois, Sephora y ahora Korres. Tampoco me va el superventas delineador de labios Spice: ¡es marrón y muy feo!
Lo que es un horror: Las bases. Densas, con olor a plástico y emigran con el agua. Nada, nada nada. Prefiero el Colorstay de Revlon que es también un poco tieso y de olor fuerte pero mate y resistente de verdad. Y el maquillaje mate efecto seda de Collistar, y el Sense matte de Biotherm, e incluso el Superfit de Clinique. Pero pintarse la cara con un pote de Mac, nunca.

Bárbara dijo...

Menuda crónica Rocío, ¡qué envidia! :D

adaldrida dijo...

N o me envidies Bárbara: llegué cuando al C.I. aún no había llegado Nars, y en cambio Ekseption ya lo había retirado... ya es mala suerte.

Bárbara dijo...

No te apenes por no haber encontrado Nars, que te hubieras dejado una fortuna y por internet sale mucho mejor de precio. ¿Te has metido en Kiss&Makeup?

Kanzaki

adaldrida dijo...

Aaaah, eres Kanzaki... Gracias por el consejo de la línea "brumosa". Yo no me hablo con Ebay, me da miedo comprar en internet. La barra de Fafi es que era EL y la quería tener y le pedí a una amiga que me la comprara... pero yo no tengo cuenta paypal ni nada, ¡qué miedito!

Nodisparenalpianista dijo...

A mi me gusta Fuencarral, pero juraría que no he visto ni una perfumería. Será que me fijo poco.

Benita Pérez-Pardo dijo...

Hola, Hola!!

Qué no hay Mac en Santander. En el último Telva ya contaban algo de las sombras self-service!

Qué marca es Korres?. La tienen en el Corte?.

Me estoy quedando atrás en la "investigación cosmética" así que te sigo para ponerme al día aunque no salgo de la sombra de ojos gris. Con ojos castaños van las azules o las verdes?. Por variar...

Simpático el taxista. Ya podía haber sido una mujer...

Rocío Arana dijo...

Benita, ¡bienvenida again!
Si no tienes Mac en Santander, lo mejor que puedes hacer es conseguir una de las nuevas paletas de Clarins, de la colección Jazzy Colours. Se llama 50 Les chics y tiene: un negro para hacer ahumados, un morado precioso y elegante y un plata mmmm... ah, y un iluminador para debajo de la ceja. Es una inversión.
Un clon de mi segunda sombra favorita de Mac: La Smoke de Elizabeth Arden. De verdad es clavada a la mítica e increíble Satin Taupe.

Rocío Arana dijo...

Por cierto, Benita, estás de suerte, porque Korres sí que está en el Corte Inglés (al menos en Sevilla...) Lo que aún es exclusivo de la calle Fuencarral es el maquillaje, así que para conseguir sus maravillosos lápices de ojos tendrás que viajar. Pero sus cremas te las recomiendo 100%. Mi selección:
Sugar Crystal cream: muy hidratante y vitaminada, aporta luminosidad.
Contorno de ojos de Prímula: No lo he probado, pero dicen que es uno de los mejores contornos que hay ahora mismo en el mercado. Creo que será mi primer contorno.
Manteca corporal de Guava: Es mmmm... Su olor a piñacolada y verando perdura en la piel, y es superhidratante.Viene con dispensador, por lo que es muy fácil de aplicar (no como las mantecas de TBS.)
Bodymilk de Vainilla y Canela: También hidrata pero un poco menos, es más líquido. Huele a natillas.

Anónimo dijo...

Hola Rocío, Gracias por la información. Voy a probar con los ahumados "somoke" para empezar. Sí he leído que se lleva el plateado pero como no salgo mucho no me veo...

Por cierto, he leído que Inditex ha abierto una tienda de accesorios en Serrano. De momento sólo hay en Madrid y Barna (ya ves, leo alta literatura...) la conocías?. Cuando encuentre el nombre te lo digo.


En cuanto a las cremas, mi nivel es medium-low por lo que no puedo retener tanta información. De momento voy a probar a terminar tooooooodo lo que hay por casa(mercadona al 70%) y después tengo pendiente probar las de Carla Royo que, aunqyue ella se me hace bastante cursi (ossssssssssssssssssssssssea), creo que sus productos son muy buenos.

Perdona, que me extendí!

Benita

Rocío Arana dijo...

Benita, qué pena que no te sueltes con los dorados, plateados y morados! Son muy favorecedores.

Los productos de Carla son mis preferidos junto con las cremas de Korres y La Roche Posay. A mí no me van las cremas carísimas ni baratísimas, pero procuro comprarlo casi todo en farmacia. Digamos que una crema que cueste entre 15 y 30 euros es la mía: ni más, ni menos. La única excepción es Garnier: adoro y te recomiendo el gel hidratante corporal Bodytonic, el contorno de ojos Roll on cafeína y la cremita anti imperfecciones Pure A. Los tres, por menos de nueve euros.

koizumi dijo...

Hola guapa! Mira esto a ver si te vale
http://temptations-k.blogspot.com/2008/04/pigmentos.html
y si no, me curro uno.
Mañana: Luster (espero que haya mercecido la pena)

¿Porque no te convencen los lápices de Mac? Tengo lo menos 10! y me encantan.

Master en Nubes dijo...

Me ha encantado tu blog y, por si vuelves a Madrid, hay un sitio que te puede encantar. Es la perfumería Nadia, está en la calle Diego de León, tienen perfumes que nadie más tiene: todo Serge Lutense (la línea que tiene una de las mejores narices, con perdón)... hasta otros muchos de gente inédita. Hasta había uno que se llamaba "Juliette has a gun" (a mí me parecía un poco agresivo... pero luego es bastante más sutil de lo que parece). Las que te atienden te tratan fenomenal...