martes, julio 17, 2007

Beatles

Con el tiempo me va gustando más la música de Simon & Garfunkel y los Bee Gees que la de los Beatles, quién iba a decirlo. Con la obsesión que tenía por ellos a los dieciséis. Estuve todo un curso escuchando sólo dos discos, uno de los Beatles y otro de Mamas & Papas, que aunque gritan me siguen entusiasmando. Mi padre, (¡mi padre!), me dijo que la batería de Ringo suena a hojalata, y no quise escucharle. Yo estaba muy orgullosa porque habían empezado a gustarme dos meses antes de que estallase la beatlemanía, que en realidad nunca ha dejado de estallar.
Lo malo de los Beatles, lo que cansa, creo yo, es que quisieron ser algo más que cuatro buenos músicos. Quisieron ser un icono, y los iconos, si no están engarzados en el plano mágico de la realidad, acaban agotándose. Yo a una canción de Lennon & Mccartney le pido lo mismo que a un poema de Mesanza: que despierte mi alegría y mi tristeza a la vez. Por eso me gustan tanto los primeros álbumes, sin sicodelias, tristemente felices, creo que lo dijo Borges. Les pido que levanten en mí un deseo poderoso, y que no lo sacien del todo nunca, lo mismo que a un poema de Miguel d´Ors. Por eso vuelvo siempre.
Todavía hay canciones que consiguen eso conmigo: Girl, Across de universe, Ask me why, For no one. Y me río y me río con esa película tan gamberra, Qué noche la de aquel día. Pero quizás en mi discman, para escuchar un disco entero, elija a los Bee gees, o a Nena Daconte. O a Ella & Louis: Can anyone explain the wonder of love?

14 comentarios:

toi dijo...

Entiendo que guste mas una época que otra de los Beatles.
Lo entiendo, pero no lo comparto, a mi me gusta absolutamente todo, excepto el Revolution Nine, claro, pero ahí no hablamos de música.
Es lógico que se creyeran iconos, y puede que lo fueran, pero no por su culpa, sino de sus millones de seguidores ávidos de saber TODO de los héroes, muchedumbres que seguramente no leían sus hueras letras, incluso cuando ponían la mayor intención de dotarlas de enjundia... pero es que no lo conseguían.
Pero es que después de Paul Simon y de Beethoven, son los responsables absolutos del cambio de registro, del paso de página, del punto de inflexión en la historia de la música. Y eso solo lo podían hacer personas exceprcionalmente dotadas, genios.

Benita Pérez-Pardo dijo...

Simon& Garfunkel siempre me ha gustado. Wishing well es de los Bee gees no?. Me acabo de acordar ahora de esa canción gracias a tu post. Siempre me ha encantado.

Jesús Beades dijo...

Across the universe ya es de esa época que criticas. Los Beatles nunca pretendieron ser icono de nada, pero así fue el espíritu de esa época. Ellos sólo querían tocar con sus otros tres amigos, y pasárselo bien. Sus discos "de segunda época" son buenísimos, no hay muchos autores que tengan tantas canciones inmarchitables.

Por cierto, la explicación de qué es lo que pides a un poema, o una canción, es insuperable.

llir dijo...

Gracias Toi y Beades por disentir. Era una opinión, y yo la comparto (es broma.) Yo no hablo de épocas, aunque sí digo que me gustán más los primeros Beatles. Across the universe me encanta, y muchas otras de la última época. Pero en cambio me cansa la sicodelia de algunas otras canciones...

Carlos RM dijo...

A mí también me gusta todo de los Beatles. O casi. Jelou, Jeloooou... Y sí, estoy con Beades, eso de que le pides a un poema, y a una canción, que despierte tu alegría y tu tristeza a la vez, es magistral.

Lausana dijo...

Pues yo estou de acuerdo cobn Rocío: ¿no dijeron "somos más famosos que Jesucristo"? Si eso no es querer ser un icono...

Nodisparenalpianista dijo...

En lo de J (punto), bitelmaníaco hasta las trancas, contaba la frase lapidaria que sol´to un amigo sinfónico: los beatles son el grupo más sobrevalorado de la historia de rock. O pop. Cereo que mi amigo se pasó, pero estoy con tu padre en lo de Ringo, que es un tocho de cuidado. Y lo de cuatro buenos músicos, pues... Buenas canciones si, pero tampoco tan revolucionarias. Lo qiue si fuerno, no se si a su pesar, el primer grupo de masas, como Elvis y Sinatra los primeros cantantes de masas. Me quedo con el Sgt. Peppers, peor más con el The piper at the gates of down de mis amados Pink Floyd, que también está a punto de cumplir los cuarenta tacos.
Viva los Bee Gees. Esta misma mañana tarareana Stayin' alive y se me iba la pierna!!!

adaldrida dijo...

Hombre, no. Ahí sí que no: de sobrevalorados nada. Repito que a mí ¡me gustan los Beatles!!! Sólo que con el tiempo me he dao cuenta de que no son los únicos. Gracias Lausana. Y me encanta que os haya encantado mi definición de los efectos que provoca una buena canción o poema...

escarabajo virtual dijo...

de un nombre tan musical, con inevitables referencias al disco mítico de Elton John, Don't shoot me, I am only the piano player, me esperaba un poco mas de sensibilidad, al menos musical.
Es tan fácil destrozar mitos sin argumentar. Realmente demuestra este señor un gran desconocimiento de la magna, inmensa obra revolucionaria e imnovadora de los Beatles.
Si afirma, o insinua, que su único mérito fue que fueron los primeros músicos de masas es que no sabe nada ni de Farinelli, ni de Liszt, no de Chuck Berry, ni de Fats Domino. Ni por supuesto, de Mozart, que desplazaba masas de miles de alucinados admiradores, equivalente a llenar un estadio hoy.
Tienen los Beatles imnovadoras estructuras musicales, mil veces repetidas desde que las inventan, composiciones absolutamente geniales, y esa displicente aserto de que es exagerada la afirmación de que son (eran, dos han muerto) buenos músicos...psss, solo regulares, demuestra, una vez mas que esta persona no sabe nada de interpretación. Eran originales y excelentes intérpretes, no virtuosos, pero sí de un muy alto nivel. Incluso Ringo, que acabó aprendiendo, y según expertos del mundo de la percusión llegó a ser excelente batería, No hay mas que ver en la película del concierto para Bangla Desh donde además de Ringo tocaba el que era considerado mejor batería de su tiempo, Jim Keltner, cómo tocan al unísono como si fueran bailarinas de un ballet, dando base sólida a las maravillosas canciones que George y amigos nos regalaban.
Reconozco que la respuesta es excesiva para tan liviano y poco fundado comentario de el señor nodisparenalpianista, pero como decía don Antonio de la Banda, conviene que la verdad camine por sus fueros.

another virtual Beetle dijo...

¿Beethoven? ah, sí, no era para tanto.
Su mejor mérito fue que era sordo, el primer sordo.
¿Mozart? consí consá, regulín, el músico mas sobrevalorado de la historia. El primero que usó peluca.
Su mérito es que fué el primero que le inspiró una película a Milos Forman. Poco más.

La confianza da esto dijo...

¡Entrada nueva YA!

Anónimo dijo...

¿POR?

Jesús Sanz Rioja dijo...

Creo que todos los padres decían eso de la hojalata. A mí me gustan más ahora los Beatles que de chico. Simon y Garfunkel siempre me parecieron un caramelo empalagoso. Y de los BGs, la fiebre del sábado noche.

Nodisparenalpianista dijo...

Calma, calma, bitelmaníacos. Insisto en que era una cosa que soltó un amigo no muy amante de los Beatles. A mi me gustan con moderación, les reconozco su talento para componer pero creo que ni de lejos están, no ya a la altura de autores clásicos, sino a la de algunos de sus contemporáneos.
En ese sentido si que creo que hay una cierta inflación de su talento, y que su carácter de fenómeno trasciende lo musical. Eso no es un demérito, es, simplemente, otra cosa.